También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Torrelodones

La Escuela de Pensamiento Matemático obtiene el tercer puesto en el concurso Zero Robotics

En este concurso participan alumnos de todo el mundo. El objetivo es que tomen iniciativa en proyectos científicos y bases de programación. Su trabajo se traduce en dos satélites en funcionamiento en la estación espacial internacional.

La Escuela de Pensamiento Matemático Miguel de Guzmán ha obtenido el tercer puesto en el concurso internacional Zero Robotics. Es todo un logro, porque han competido con otros 50 centros de distintos países europeos y EEUU. Esto les ha abierto las puertas de la NASA.   Los equipos debían programar unos robots autónomos de manera que superaran obstáculos o siguieran una ruta determinada. Durante el trayecto, debían dejar trabas para dificultar la tarea al robot contrario, y diseñar una trayectoria que permitiese rellenar el depósito de combustible. Después de una primera fase donde el problema se resolvía en 2D (es decir, en un plano), había otra en la que el campo de juego pasaba a ser tridimensional. Solo los equipos que superaron esta segunda fase pudieron estar en la final, en el centro principal de la Agencia Espacial Europea, situado en Holanda. Y aquí llegaba la última prueba, que los estudiantes de Torrelodones superaron con creces, tanto que se hicieron con ese tercer lugar.   El premio, dice la directora adjunta de la Escuela, Isabel Lorenzo, ha sido la experiencia: “Han escuchado conferencias, han hablado con astronautas, han pisado un suelo que ninguno de nosotros podremos pisar, y eso no se les va a olvidar en la vida. Llegar a la final ya era un premio, pero clasificarse terceros es un sueño”.   Estos cinco chicos seleccionados para el concurso son jóvenes normales 16 ó 17 años, pero con una capacidad intelectual superior a la media. “A estos chicos los descubren sus padres o sus profesores. Son chavales que necesitan más. Y en este concurso han trabajado muy duro para aprender a programar los robots; han tenido que emplear mucho tiempo, que se han quitado de ocio”.   La Escuela de Pensamiento Matemático de Torrelodones persigue que del talento de los niños de hoy se beneficie la sociedad de mañana. Se trata de que ninguno de estos niños pierda, por falta de recursos o atención, la oportunidad de alcanzar el brillante futuro que su talento merece.    

Lo más visto