También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Colmenarejo

Ecologistas e IU insisten en la limpieza de la Presa Vieja del Aulencia

La Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid investiga la procedencia de los lodos tóxicos que contaminan desde hace años esta infraestructura. Se sigue reclamando una actuación urgente por el desastre ambiental que supone
La Presa Vieja (Foto:Colmenarejo Mejor)
La Presa Vieja (Foto:Colmenarejo Mejor)

En 2006 el Ayuntamiento de Colmenarejo denunció los vertidos de lodos tóxicos que se estaban produciendo en la Presa Vieja, construida en 1945 en el río Aulencia, afluente del río Guadarrama, pero la demanda se desestimó.   Tres años después, Izquierda Unida volvía a la carga presentando a través de su grupo en el Congreso de los Diputados una enmienda para incluir en los Presupuestos Generales del Estado para el año siguiente una partida destinada a la limpieza y descontaminación de la infraestructura, ubicada entre Colmenarejo y Valdemorillo y que algunos lugareños conocen coloquialmente como “Valmenor”. Su petición fue rechazada.   Sigue pasando el tiempo y la “laguna tóxica” permanece en el lugar, en pleno Parque Regional del Guadarrama. Son 300.000 metros cúbicos de fangos contaminados con metales, hidrocarburos y materia orgánica, dos kilómetros por debajo de la potabilizadora del embalse de Valmayor. La Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid ha abierto de oficio una investigación para conocer el origen de este vertido, que ocupa el 80% de la Presa Vieja.   Desde IU Colmenarejo su portavoz y concejal insiste en la urgencia de una actuación ante este desastre ecológico. “Creemos que es un asunto de vital importancia acometer una labor minuciosa de limpieza y descontaminación, aunque sabemos que es costosa económicamente. Es inconcebible que esto, con un alto grado de toxicidad y peligrosidad, siga estando ahí, con el daño ecológico a la avifauna y la vegetación del entorno, máxime cuando hemos alertado en numerosas ocasiones por todas las vías, incluso la judicial. No sabemos qué intereses habrá detrás para que todavía no se haya acometido ninguna actuación”, apunta Jerónimo Hernández.   La procedencia de estos fangos contaminantes “podría estar en los productos químicos utilizados para el tratamiento y decantación de aguas en el embalse de Valmayor. Por eso insistimos en que además de limpiar la Presa Vieja con urgencia hay que ir más allá y emprender acciones punitivas contra los responsables porque esto podría ser un delito ecológico”, añade Hernández.   De momento las diligencias practicadas por la Fiscalía de Medio Ambiente se dirigen a diferentes instituciones como el Canal de Isabel II y la Confederación Hidrográfica del Tajo.  

Lo más visto