También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El Escorial

El Ayuntamiento llama al civismo de los dueños de perros

Se ha presentado la campaña de concienciación “El perro es tuyo, la calle es de todos” a través de la cual se pretende poner fin al alto número de excrementos caninos que se encuentran en algunas calles de la Leal Villa
Presentación de la campaña El perro es tuyo, la calle...
Presentación de la campaña El perro es tuyo, la calle es de todos

Con la campaña “El perro es tuyo, la calle es de todos” El Escorial trata de recordar a los propietarios de perros que tienen la obligación de recoger las cacas de sus mascotas porque, aunque reconocen que hay gente muy sensibilizada, al final pagan justos por pecadores.    Aunque ya se han puesto carteles que prohíben la entrada de canes en algunos puntos como los parques infantiles, se quiere ir algo más allá y que aparcamientos o calles que se dirigen a espacios verdes no tengan que suponer al viandante ir dando saltos para evitar pisar excrementos que, además, no tienen por qué recoger los servicios de limpieza.   Se van a poner carteles muy visuales en los que aparece un can con la caca tachada, en los que se recuerda al propietario el deber de recoger este tipo de residuo y también que, de no hacerlo, se podrá sancionar con multas que van desde los 30 a los 2.000 euros. “Queremos que sea una campaña didáctica, es decir, que la gente sepa que hay una ordenanza desde el año 2008 en la cual se citan las obligaciones de los dueños de perros. Hemos querido recoger los artículos específicos que explican esas obligaciones y los que se refieren al régimen sancionador”, manifiesta Ignacio Belaunde, edil de Medio Ambiente.   Habrá también unos carteles réplica que se repartirán entre los propietarios de comercios, porque se da el caso de que muchos propietarios de perros dejan fuera a sus canes mientras ellos realizan las compras actuando éstos a su libre albedrío.   Recuerdan que se trata de una campaña de disuasión en la que, en primer término, los agentes de la policía local que pillen in fraganti a algún dueño de perro que no recoge las caquitas, será advertido. Pero una vez se reincida, no se evitará la sanción porque para eso, recuerdan desde el Ayuntamiento, hay papeleras específicas que dotan incluso de bolsas de recogidas de excrementos en las áreas en que se detecta de forma habitual su presencia.  

Lo más visto