También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
AUSENTE EN LA BATALLA DE FLORES

El PP lamenta que Ribó haya vuelto a faltar a un acto importante para los valencianos

Luis Santamaría compara que mientras Rajoy invierte en València, Ribó piensa en su huerto.

BATALLA FLORES

El presidente de la gestora del PP en la ciudad de València, Luis Santamaría, ha destacado la "apuesta firme y decidida" del Gobierno de Mariano Rajoy por la capital del Turia, mientras el alcalde de València, Joan Ribó, "piensa en su huerto", ha reprochado.

Santamaría se ha referido así en un comunicado a las declaraciones del alcalde en las que aseguró que "le falta tiempo de dedicación a su huerto", y ha resaltado "esa dicotomía entre el Gobierno de España que invierte cada vez más en València y en la Comunitat Valenciana, tanto en puertos aeropuertos, redes ferroviarias y carreteras, mientras Ribó piensa en su huerto".

El presidente de la gestora del PP ha destacado además los 29 millones de euros destinados a la ampliación de la V-21, y ha preguntado al alcalde: "¿Joan, cuál es el plan?", ante una gestión, ha aseverado, "pésima, que está haciendo perder oportunidades a los valencianos".

La última de las inversiones que fue aprobada por el Consejo de Ministros el pasado viernes supone que se destinarán "29 millones de euros a la ampliación de la autovía V-21 en más de 4 kilómetros de recorrido", ha indicado Santamaría, quien ha recordado la importancia de la mejora de acceso y salida a València por la zona norte al ser "una de las arterias que mayor tráfico soporta".

Luis Santamaría ha criticado el contraste entre las "ganas de trabajar" del Gobierno sustentado por el PP y la "gestión pésima del alcalde de València", quien a su juicio "mantiene un perfil de continuas ausencias", como la de ayer en la Batalla de Flores, además de "falta de rigor y de capacidad impropia de quien lleva las riendas de la tercera ciudad de España".

El dirigente popular ha lamentado que Ribó "sea un alcalde invisible" y también que sea "incapaz de frenar las serias desavenencias que surgen entre los integrantes de su Gobierno municipal", de quienes ha dicho, "causan graves perjuicios a los vecinos.

Para contrarrestar esta "inacción", Santamaría ha destacado que el Gobierno central "seguirá apostando por València para que no pierda el tren de la modernidad".

Lo más visto