También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MÁS RESPETUOSA CON LA HUERTA

Fomento rechaza la propuesta alternativa del Ayuntamiento para ampliar la V-21

El consistorio había propuesto seguir con la idea de ampliar con un tercer carril, pero afectando a la huerta un 60% menos.

V-21
ABC
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Una delegación del Ayuntamiento de València se ha desplazado hoy hasta el Ministerio de Fomento, después de que este desconvocara la anterior cita prevista en noviembre de 2017, para tratar de la futura ampliación de la V21 en su entrada a la ciudad. El Ayuntamiento ha ofrecido una alternativa al Ministerio de Fomento en la que, sin renunciar a la infraestructura, sí reduce hasta en un 60% la afección que dicha ampliación tendría sobre la huerta de Alboraia y de entrada a València.

La delegación del Ayuntamiento, encabezada por el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, junto con técnicos de alcaldía, ha explicado la propuesta alternativa al director general de Carreteras, Jorge Urrecho y al jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunidad Valenciana, Ismael Ferrer, con quienes se han reunido. Esta propuesta, con la que ya contaba el propio Ministerio desde hacía aproximadamente 6 meses, supone respetar la ampliación a tres carriles de la entrada de la V21 a València, eliminando así el actual “cuello de botella”, y al mismo tiempo logra conservar más de la mitad de suelo de la huerta productiva que circunda dicha vía, como ya había explicado públicamente el alcalde de València, Joan Ribó.

A este respecto, Sarrià ha explicado que el Ministerio no se ha mostrado receptivo a la propuesta del consistorio, «pero nosotros vamos a continuar reivindicando, mientras no se inicien las obras, la necesidad de adecuar el proyecto al entorno paisajístico». Así, según ha continuado el concejal, «cuando se diseñó el proyecto de ampliación no se contaba con la actual la Ley de Huerta ni había la sensibilidad social que existe en estos momentos». Por todo ello, «es necesario reducir ese impacto, y además hacerlo de una manera constructiva, como en todo momento hemos planteado desde el Ayuntamiento. Entiendo que por su parte hay una posición desde despacho de Madrid, sobre plano, y no existe la suficiente sensibilidad a la hora proteger un espacio de gran valor como es la huerta del Norte de València».

Tanto el Ayuntamiento de València como el d’Alboraia ya se pronunciaron en sus respectivos plenos acordando medidas de reducción del impacto de la ampliación de la V21 sobre la huerta. En el caso del consistorio valenciano, fue en el pleno celebrado en el mes de octubre del año pasado, en que se instó al gobierno central a mantener la inversión estatal aprobada, pero con un estudio previo que favorezca la movilidad colectiva, al tiempo que proteja el máximo de huerta posible.

Sarrià ha explicado que aunque la Dirección General de Carreteras estaría dispuesta a realizar «algún cambio puntual respecto a las expropiaciones que no forman parte de la zona de afección», el concejal ha descrito como de «enroque» la posición del gobierno central: «una posición ya conocida según la cual cabe reservar 8 metros de ampliación, pero nosotros entendemos que cabría hacer excepciones; hacer una interpretación mucho más flexible porque es evidente y de sentido común que la huerta es una zona de gran valor, protegida por ley».

Lo más visto