También en directo
Ahora en vídeo

Toros

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FERIA VIRGEN DE LOS LLANOS

Una oreja de El Juli con ruina ganadera de El Vellosino en Albacete

El Juli y Diego Ventura pasearon las únicas orejas de una tarde de escaso brillo en Albacete. Roca Rey se fue de vacío.

 Vídeo: LA TAURINO MANCHEGA 2
  • Lorenzo del Rey
  • COPE Albacete

Tags

La mal llamada corrida mixta -es un festejo de dos artes porque conjuga toreo a caballo y a pie- fue un éxito de público porque, aunque se preveía que la ausencia de Morante debido a que cortó la temporada afectase a la entrada, su ausencia fue solventada acertadamente con la sustitución por Roca Rey y eso fue un dique de contención de garantías. Rozando el lleno apuntamos, lo que es una buena noticia. Ahora bien, en el apartado artístico la cosa no fue tan boyante, ni mucho menos. Y es que un conjunto mular de El Vellosino hizo fracasar rotundamente al festejo, dónde sólo "El Juli" en el cuarto estuvo digno. El resto, con los toros que eligió Morante, anduvo en un nivel ganadero paupérrimo. Unos lo eligen y otros se lo comen. Que ellos se apañen porque entre unos y otros, la casa sin barrer y el espectáculo bajo mínimos. 

Ventura recibió al primero de rejones con facilidad, en un galope suave y sin aperturas, apuntando algún blandeo antes de banderillas. Toreó a dos pistas, con mando y temple, con un quiebro que fue celebrado en terrenos del 6 y una banderilla en los medios algo trasera y caída. Se enfrió su labor debido a que el toro se apagaba, con otra banderilla habilidosa. Más toreo a dos pistas y una banderilla mejor colocada. Citó de largo adornándose y otro par aguantando, luego las cortas al violín con alguna a toro pasado, una pasada en falso con rejón de muerte, pinchazo algo trasero y rejonazo trasero y bajo, habiendo minoritaria petición y escuchó una ovación.


En su segundo, cuarto de lidia ordinaria, que fue parado y descastado ya de salida, sin poco que destacar en el rejón de castigo. Ventura tiró de vena gesticulante para caldear los ánimos, dejando una banderilla caída, luego otra de cercanías que dejó trasera. Cabriola en la cara y otra banderilla finalizada parando al toro, un par de poder a poder, luego le quitó las bridas y puso un par a dos manos aguantando y clavando en lo alto. Luego las cortas, clavando haciendo la noria. Hubo dos pasadas en falso, clavando trasero y caído el rejón de muerte, tardó en caer y dio un descabello. Se le concedió una oreja con petición de la segunda, con buen criterio por parte del presidente Coy. Si la cosa fue buena con Nazarí en este capítulo, y también con Dólar, el mal uso de los aceros no puede valer el doble trofeo... 

"El Juli" recibió de capa a su primero, un toro fuera de tipo por regordío, intentando estirarse a la verónica pero tras el remate a una mano se coló el toro y le arrebató el capote de las manos. Tardea puyazo, empuja con un piton, se duerme y se desentiende. Se cambia el tercio y entra al caballo, dándole un picotazo caído. Tercio de banderillas desordenado y poniendo varias cómo se hacen, esto es, de una en una. Genuflexo por bajo diestra en tablas comenzó con la muleta, se fue a los medios con la diestra y el toro daba gañafón por alto. Después, con la zurda iba sin clase, casta ni recorrido, además hubo un enganchón en la muleta, diestra mostró su desconfianza el torero, desarme con la zurda, diestra siguió rebrincado y torero no termino de asentar pies. Terminó gazapón, parado y a la defensiva. Lo mató saliéndose descarado y cobrando media estocada atravesada. En un derrote se llevó por delante al banderillero, pero por fortuna sin consecuencias aparentes. Lo descabelló, hubo pitos en el arrastre y leve división para el torero. 


Al quinto, pitado de salida, Julián le dio unas verónicas molestadas por el viento mientras sonaba el cambio de tercio. Entró el astado al relance, empujando al peto con un pitón y dejándose pegar en un castigo de la trasera vara administrada. Quite por chicuelinas, la primera a su aire, la segunda sin mucha historia, una tercera más ajustada y un remate aceptable. En banderillas se desplazó. Brindó al respetable e inició genuflexo con la diestra. Zurda muleta en la cadera de uno en uno, sin mando y en paralelo. Molinete con la diestra de adorno, otra serie corta a media altura despidiéndolo hacia fuera, con blandeo del toro. Trinchera con la diestra, tres más en redondo con más ligazón y transmisión. Serie de transición a media altura toreando vertical y fácil, volvió a la zurda sin acople -hubo toque-, otra vez con la diestra, de nuevo la zurda con más toreo con la voz que con la muleta, casi colada con la diestra, firmeza de pies en ese final de faena, quedando una labor de la que extrajo poca agua de un pozo vacío a su particular estilo. Pinchazo en el semisótano y media trasera y desprendida. Escuchó un aviso y cortó una oreja con división de opiniones. 

Roca Rey recibió con más animosidad que templanza por verónicas a su primero, que  fue picado en el 7 haciendo sinfonía del estribo ya que cabeceaba y repuchaba sin descanso, luego otro puyazo trasero en terrenos del 2, dejándose pegar en el peto. En banderillas se desplazaba con la cara alta, quedando los palos muy desiguales de colocación. Brindó al público y comenzó por alto con la diestra, otra serie muy corta en los medios perdiendo pasos y en la pala del pitón, diestra de nuevo igual con un de pecho con la zurda de mejor trazo. Zurda de nuevo en la media distancia, perdiendo pasos y el toro volviéndose sin emoción ni transmisión. Volvió a derechas ya en las cercanías toreando en paralelo con medios pases en serie corta, citó y dio uno de pecho, otra vez despegado y desde afuera, con la zurda al final el toro escarbó y todo siguió por la senda del tedio. Escuchó un aviso que fue pitado porque se disponía a entrar a matar, pinchó y le costó volver a entrar por la rajada condición, dejando otra estocada delantera, pinchazo, estocada desprendida y se terminó echando. Pitos al toro en el arrastre y silencio al peruano. La casta y bravura, en paradero desconocido. 


El viento molestó ostensiblemente al limeño en el recibo de capote en el sexto de la tarde, no pudiendo sacar nada en claro de un toro que iba suelto y a su aire de salida. Entró y salió del peto con una rapidez pasmosa, topando y huyendo al notar un puyazo únicamente marcado. En banderillas estuvo midiendo, debiendo ser pareado haciéndolo todo la cuadrilla. Brindó de nuevo y comenzó las probaturas en los medios. Siguió el asunto entre la indefinición del torero y el gazapeo andarín del toro, sin un ápice de casta. Toreo accesorio en unos momentos, y vulgar en otros, que no fructificó ni remontó ante la frialdad ambiental. También hubo un desarme y después algunas series más que fueron plomizas, como el toro. Mató de un pinchazo sin fe, pinchazo perdiendo la muleta, otro pinchazo, media atravesada y delantera, escuchó un aviso, otro pinchazo bajo con desarme, un pinchazo más, estocada a paso  de banderillas y cuatro descabellos. Los pitos, entendibles entre el desatino a espadas y la ruina ganadera. Así no se hace afición, ni mucho menos.


FICHA DEL FESTEJO 

Albacete, viernes 15 de septiembre de 2017. 8ª de Feria. Casi lleno.

Dos toros para rejones de Guiomar de Moura, correctos de presentación, 1º, con movilidad; 4º, venido a menos. Cuatro de lidia ordinaria de El Vellosino, mal presentados por fuera de tipo y de feas hechuras. Todos mansos, descastados, parados y deslucidos.

Diego Ventura, ovación y oreja tras petición de la segunda.

Julián López “El Juli”, leve división de opiniones y oreja con división. 

Andrés Roca Rey, silencio tras aviso y silencio tras aviso.

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado