También en directo
Ahora en vídeo

Toros

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
RESURRECCIÓN

Roca Rey, entre el valor y la verdad

El peruano cortó la primera oreja de la temporada sevillana.

 Vídeo: @TOROS MOVISTAR / Foto: TOROMEDIA
  • Manuel Viera
  • Sevilla

Tags

Sonó el pasodoble Maestranza y en apenas un par de compases quedó claro que todo ha vuelto a empezar. Que el toreo recuperó su protagonismo en la tarde de Resurrección. Volvió a sonar la banda cuando la elegancia infinita de un natural se hizo sublime. Cuando fue un poco más allá de un bello pase que, sin perder la excelencia, se transformó en algo tan poderoso que consiguió la locura de quien lo vio.

La forma, despaciosa y contenida, que le imprimió Roca Rey al trazo zurdo aún emociona. Lo hecho ocurrió con el buen tercero de Victoriano del Río. Ambos, torero y toro, se encontraron en plena ebullición de sus recursos. Expresión y bravura para conseguir una brutal obra. Una faena, bien concebida en su forma, con el vigor de la verdad y la despaciosidad infinita del temple. Al principio fue quietud en unos estatuarios de miedo. Después, penetrante juego de muñecas que, a compás, reforzaba el armazón de un toreo que iluminó los tendidos. Y es que Andrés toreó. Sin florituras. La formula fue simple y sencilla: el natural. Hondo, de precisión milimétrica, lento y eterno, hilvanado y acabado con el monumental de pecho. Fueron combinaciones letales de naturales y redondos de muleta arrastra. La razón de ser de una faena con la que el diestro limeño descifró todos los argumentos para atrapar el triunfo.

Una faena representativa de una manera de torear que, además, hermanó inteligencia con valor sin descartar lo auténtico. Pureza y elegancia en su concepto más expresivo. Tras el enorme espadazo paseó una oreja de esas que valen por dos.

Sin embargo, no pudo revalidar triunfo con el manso sexto. De todas formas, quien hace nada no era más que un chiquillo con ansias de ser torero, hoy ha quedado patente su enérgica vena de figura. Su toreo, que volvió a viajar por la intrahistoria del valor, estalló en una explosión de contenidos y verdades con resultado notable.

La corrida de Victoriano del Río resultó desigual en presentación y hechuras, feos unos y guapos otros, con el denominador común de la falta de casta. El primero con exceso de kilos no se mantuvo en pie y fue devuelto. El sustituto lució el hierro de Toros de Cortes y mostró parecidas características: escasa fuerza y nula casta. Ferrera anduvo con él elegante y discreto y el resultado careció de emoción.

Mejor lo hizo con el cuarto. Otro buen toro con excente forma de humillar. El diestro ibicenco reveló su habilidad para hacerse con las nobles embestidas hasta conseguir pulidos y templados muletazos con ambas manos en una faena equilibrada y sugerente. Destacaron lo toreros detalles del pase por bajo y el vistoso molinete. La media estocada atravesada necesitó de un certero golpe de verduguillo, y todo quedo en una vuelta al ruedo que supo a poco.

Manzanares poco o nada pudo hacer con el complicado y descastado segundo. Quizás la falta de confianza minimizó una apuesta más contundente. Sí que expuso en una colada con el resultado de un feo y espeluznante revolcón. Pinchó antes de dejar la espada hundida.

Con el quinto, marcado con el hierro de Toros de Cortés, manso acobardado en tablas, poco más de breves intentos a derecha e izquierda. Media estocada sin puntilla y… toca esperar.


FICHA DEL FESTEJO 

Sevilla, domingo 1 de abril de 2018. Primera corrida de abono. Lleno de “no hay billetes”.

Toros de Victoriano del Río (el quinto marcado con el hierro de Toros de Cortés) de diferentes hechuras y desigual presentación, nobles, descastados y de escasa fuerza. Destacaron el bravo tercero de notable fijeza y calidad de embestida, y cuarto por clase y humillación.

Antonio Ferrera, saludos y vuelta al ruedo tras aviso.

José María Manzanares, saludos y silencio.

Andrés Roca Rey, oreja tras aviso y ovación tras aviso.

IncidenciasSe guardó un minuto de silencio por los ganaderos Victorino Martín y Domingo Hernández, por el puntillero Lebrija y el delegado de la autoridad Miguel Ángel Ocaña.

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado