También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
#SanIsidroCOPE

REVISTA DE PRENSA | Vuelta para Galán y rejones sin afilar

Consulta las principales crónicas publicadas sobre el primer festejo de rejones de la Feria de San Isidro.

Sergio Galán en la vuelta al ruedo que dio tras...
 Sergio Galán en la vuelta al ruedo que dio tras lidiar al quinto toro de Benítez Cubero | PLAZA 1

“Más capotazos que rejoneo”, por Paco Aguado (COPE.ES / EFE)

Que hubo tres excelentes toros entre los de Benítez Cubero lidiados hoy para rejones en Madrid lo demostraron las constantes intervenciones de los banderilleros, a los que en esta especialidad taurina se denomina auxiliadores. De tanto como salieron al ruedo a pegar capotazos en cada cambio de caballo de sus jefes de fila, es decir, al menos cuatro veces en cada toro, se pudo ver claramente la condición de cada uno de los ejemplares del hierro sevillano.

“Festejo de rejones sin trofeos”, por Andrés Amorós (ABC)

Los toros de Benítez Cubero, predilectos de las figuras en la época del Cordobés, se lidian ahora a caballo: han sido manejables pero flojos. En un festejo de rejones, con gritos juveniles y público que se hace «selfies», no es habitual que no se corten trofeos: los fallos de Cartagena y Galán con el rejón de muerte se lo impiden.

“Cartagena y Galán entre la mansedumbre”, por Íñigo Crespo (EL MUNDO)

La tarde la defendieron Andy Cartagena y Sergio Galán que a base del divino tesoro que es la experiencia y los conocimientos de dos carreras asentadas en el tiempo tuvieron arrestos para poner sus recursos a favor del público.

Doma, rejoneo y aceros sin filo “, por Ismael del Prado (LA RAZÓN)

Después, clavó sendos pares a dos manos. El primero, inverosímil, con el toro arrancándose cuando aún se preparaba el manchego. «Óleo» dejó la rúbrica con una rosa final. Pero el acerado destino volvió a topar en hueso. Necesitó también de un golpe de verduguillo, pero se pidió el trofeo con fuerza. Mucha. El presidente se aferró a la mácula de la suerte suprema. Justa vuelta al ruedo.

“Revolución o muerte”, por Antonio Lorca (EL PAÍS)

Urge que los caballeros rejoneadores se reúnan en asamblea y analicen su presente y porvenir antes de que este espectáculo desaparezca preso del aburrimiento. No es normal que el festejo del domingo 14 sea recordado por el simpático incidente protagonizado por uno de los alguacilillos y no por las faenas toreras. 

“Sergio Galán roza una oreja en la tarde del apagón informativo”, por Juan Diego Madueño (EL ESPAÑOL)

El par a dos manos desató una gran ovación. El siguiente mucho más. La traserísima rosa no apuntaló la actuación. A los blandos fue el rejonazo, y después, como si nadie lo hubiera visto, lo enterró a la altura del último anzuelo. El toro se descabelló solo persiguiendo a Galán. La fuerte petición se quedó en eso. A Morenito se la dieron.

Lo más visto