También en directo
Ahora en vídeo

Toros

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CORRIDA DE BENEFICENCIA

Revista de prensa: Una Beneficencia en tono menor

Consulta las principales crónicas publicadas en los distintos medios sobre la Corrida de Beneficencia.

ctv-95r-gines prensa

Tags

"Una oreja benéfica", por Sixto Naranjo (COPE.ES)

Al natural, con el toro poniendo ya menos de su parte, tuvieron expresión y hondura un par de tandas. Las bernadinas finales, ajustadas al máximo. Un pinchazo precedió a una estocada en toda la yema. La petición de oreja se desató pero el palco no concedió el trofeo hasta que el toro no estuvo amarrado a las mulillas. Otra oreja de la que pocos hablarán dentro de poco.

"Facilidad y estética de Ginés Marín en la corrrida de Beneficencia", por Andrés Amorós (ABC)

La terna es totalmente extremeña, con tres diestros de primera fila. (También son paisanos suyos Talavante y Garrido: Extremadura está, ahora mismo, a la cabeza). Recuerdo el titulo del magnífico escritor don Pedro Muñoz Seca: “Los extremeños se tocan”. Sólo Ginés Marín corta un trofeo en el tercero, después de una bonita faena.

"Ferrera y la emoción de un manso encastado", por Zabala de la Serna (EL MUNDO)

De pronto, el recuerdo de otras obras magistrales en esos terrenos: Capea o Domínguez como autores. No surgía esa sensación. Loable lo de Antonio. Pero el toro, en su pitón izquierdo, en su sorpresa, en lo no presentido, llevaba una gloria tremenda. La estocada atravesada y suelta no provocó la muerte, sino dos avisos por la demora del descabello. Y la posibilidad de la oreja se evaporó.

"Una Beneficencia justiciera", por Patricia Navarro (LA RAZÓN)

Cuando al toro le faltó finales, en esa buena condición que había mantenido, y a la faena esa chispa también para mantener un punto más. Supo poner fin en el momento idóneo y a pesar de que un pinchazo precedió a la estocada el trofeo fue unánime.

"Dónde está el Rey", por Antonio Lorca (EL PAÍS)

Es verdad que ser aficionado a la fiesta en estos tiempos que corren no está bien visto, no es políticamente correcto, pero el Rey sabe que con este espectáculo se emociona gente de toda condición política, económica, social y cultural, monárquicos y republicanos, progresistas y conservadores, creyentes, ateos y agnósticos, ricos y pobres, madrileños y de provincias,… y todos merecen el respeto de Su Majestad, de quien no esperan más que un gesto de apoyo entre tanto ataque desmedido.

"Los toros de Alcurrucén destacan sobre la terna extremeña de la beneficencia", por Paco Aguado (EFE)

Al joven Marín le cupo en suerte un lote de triunfo grande, o al menos de mayor repercusión que esa oreja "de beneficencia" que le pidió un público tan amable como es costumbre en este tipo de corridas. La faena premiada fue la que le hizo al tercero, un toro retinto de gran nobleza pero de medido fondo. Aun aseado y estético, el extremeño no llegó a apurar en todo su trazo esas contadas embestidas de calidad.

"La primera Beneficencia con Màxim Huerta: orejita para Ginés Marín", por Juan Diego Madueño (EL ESPAÑOL)

Ginés Marín se lo pasó muy cerca. La faena no tuvo nunca vuelo de oreja. A los nuevos hay que contarle lo de las medianías. Entre estar bien y oreja en Madrid hay dos o tres matices. El pinchazo la esfumó; pues bueno, se le dieron. Las nuevas Ventas es una plaza muy amable: pobre Fortes.

"La cuesta abajo no la para Alcurrucén", por Carlos Ilián (MARCA)

El tercero le permitió a Ginés Marín los mejores muletazos de la tarde, por ambos pitones. Marín se relajó especialmente en la suerte al natural. Faena de buen ver, sin más y que remató de un pinchazo y un espadazo en los bajos. Y cayó la oreja, una oreja muy baratita.

"Ginés y la bipolaridad", por José Miguel Arruego (MUNDOTORO.COM)

Al toro, noble y pronto, le faltó terminar de humillar y despedirse de los vuelos; Había que empujarlo. Y eso hizo el torero en una faena que tuvo reunión, expresión y gusto, sobre todo una serie con la mano zurda, sensacional, tirando mucho del animal, el culmen de una labor de torero puesto. Llegó mucho a la gente el apretadísimo final por bernadinas y tras una gran estocada precedida de un pinchazo se hizo con una oreja.

"Ginés Marín, oreja en una Beneficencia a medio gas", por Gonzalo I. Bienvenida (APLAUSOS.ES)

La nobleza del toro se descubrió completa en un natural tras un cambio de mano por detrás en el que Ginés se quedó muy cerca. El toro pasó con obediencia absoluta. Después, la clase se fue apagando y el torero remontó la faena en las bernadinas finales. La estocada llegó tras un pinchazo. La oreja no tuvo el peso de algunas no concedidas esta feria.

"Ginés no muerde la presa", por Marco Antonio Hierro (CULTORO.COM) 

Una oreja. Ese fue el premio que Ginés Marín arañó hoy en Las Ventas, en su primera comparecencia en una corrida de Beneficencia, con la plaza hasta las tejas, una corrida de Alcurrucén perfectamente entipada en chiqueros y Ferrera y Perera completando el paseíllo de los meritorios del pasado año. 

Lo más visto