También en directo
Ahora en vídeo

Toros

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CORRIDA DE LAS 6 NACIONES

Revista de prensa: Un invento con muchas naciones y pocos resultados

Consulta en cope.es las principales crónicas publicadas sobre la Corrida de las 6 Naciones celebrada este jueves en Las Ventas.

ctv-7dd-bolivar

Tags

"Seis naciones y dos vuelta al ruedo en tono menor", por Sixto Naranjo

En el día del Corpus, los 'isidros' pusieron rumbo a Toledo. No quisieron acudir a este invento que Plaza 1 vino a llamar 'Corrida de las 6 Naciones'. Las banderas de España que adornan las bocanas de los tendidos compartieron lugar con las del resto de nacionalidades que se anunciaban en el cartel. Un enjuague para cumplir con los compromisos de empresas poderdantes.

"Con Luis David, gana México", por Andrés Amorós (ABC)

Desde hace 37 años no se celebra una corrida con seis toreros, en Las Ventas. Por desgracia, las reses de El Pilar-Moisés Fraile dan mal juego; además, varios diestros pinchan, escuchamos cinco avisos. Sólo Luis David y Colombo rozan el triunfo: se quedan en petición y vuelta.

"El bodrio internacional", por Zabala de la Serna (EL MUNDO)

El invento, o la creación, de la Corrida de las Seis Naciones que ponía de manifiesto la vertebración internacional de la Tauromaquia no funcionó en taquilla como esperaba Simón Casas. Imagino. O a lo peor cumplía con las expectativas económicas y de eso se trataba: 15.000 personas no son pocas. Pero anunciada la cosa a bombo y platillo como uno de los grandes reclamos de San Isidro... No sé. Como que la gente no es tonta.

"Los mundiales hay que ganarlos", por Patricia Navarro (LA RAZÓN)

Nos enfrentábamos al invento francés de Simón Casas de la corrida de las Seis Naciones, con seis toreros a una sola carta, a un solo toro, sobre la que sustentaba la creatividad de la Feria de San Isidro. A falta de... Compramos lo que haya. Lo que nos dejen, mientras nos dejen. El Mundial del toreo. Su universalidad. A pesar de que la feria ya salió con un punto de partida pobre donde los haya.

"Crisis taurina internacional", por Antonio Lorca (EL PAÍS)

La sesión duró algo más de dos horas y el público salió desalentado porque los discursos de los distintos intervinientes no levantaron los ánimos. Todas eran piezas ya conocidas, con los argumentos de siempre, sin fundamento, carentes de ideas novedosas, sin pasajes ilusionantes. Toda la sesión transcurrió de modo muy lineal, sin gracia, sin propuestas atractivas. 

"La casta de los de El Pilar destaca sobre los toreros del "Seis Naciones"", por Paco Aguado (EFE)

Los de más reciente alternativa, el mexicano Luis David y el venezolano Jesús Enrique Colombo, lograron dar sendas vueltas al ruedo -protestadas ambas- una vez que, en la tónica amable de la feria, el público solicitara para ellos otras tantas orejas, aunque su empeño y su voluntad manifiestos no alcanzaran tampoco altas cotas de lucimiento.

"La ciencia del productor: el petardo de las seis naciones", por Juan Diego Madueño (EL ESPAÑOL)

Las propuestas de Plaza 1 siempre dan la sensación de quedarse a medias: la corrida de las Seis Naciones parece concebida de forma apresurada. Igual que el acto con José María Cano, otra de las cumbres de la improvisación. Alguien gritó "eureka" viendo los nombres sueltos —retales— sobre la mesa del despacho. Cuando pasen los años echaremos la vista atrás y diremos qué inocentes y qué anecdótico aquello de juntar a seis toreros en medio de San Isidro y ni siquiera llenarlo ni venderlo bien.

"Una cogida de Bolívar y dos estocadas, lo emotivo de un bodrio", por Carlos Ilián (MARCA)

Para este San Isidro se programó como novedad un engendro de cartel con seis matadores de seis nacionalidades distintas, por supuesto todos de países taurinos. El resultado ha sido un bodrio monumental, especialmente hasta el quinto toro y es que lo anterior se podría calificar de insufrible, de espectáculo verbenero, pero sin gracia ninguna.

"e-Moción (sin censura)", por José Miguel Arruego (MUNDOTORO.COM)

Digna de encomio la actitud de Bolívar, cada vez más sólido, que pudo perder la vida -como suena- en un dramático derrote al pecho en los albores de su faena, pero fueron Luis David, serio y capaz, autor de la faena de la tarde, y una mejorada versión de Colombo, cuya actitud y determinación hasta resultar herido recordaron su incontestable campaña de novillero quienes puntuaron. 

"Vueltas de Luis David y Colombo en la Corrida de las Seis Naciones", por Carlos Alonso (APLAUSOS.ES)

Luis David entendió a la perfección a "Cotidiano" para aprovechar las inercias que mantuvo en dos tandas de buena composición. Después el de Moisés Fraile bajó la persiana y Luis David, a base de disposición y recursos, dejó su impronta. Un final con bernadinas ajustadas y una estocada algo delantera de rápido efecto dieron paso a una petición insuficiente de oreja.

"La OTI murió sin audiencia", por Marco Antonio Hierro (CULTORO.COM)

La idea era buena. Incluso muy desarrollable para futuras ocasiones, pero el desarrollo de la Corrida de las Naciones dejó al festejo tan insulso que ni el abono se acercó por Las Ventas para ver el Festival de la OTI, que también murió porque se quedó sin audiencia. Algunos dirán que los 15.000 de hoy no son desdeñables para un empresario de Madrid, pero también la OTI mantuvo 28 ediciones de festival antes de darse cuenta que ni siquiera se preocupaban en mantener la calidad.

Lo más visto