También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
#SANISIDROCOPE

REVISTA DE PRENSA | Inicio en gris con La Quinta

Consulta las principales crónicas del primer festejo de la Feria de San Isidro

Los toros de La Quinta, protagonistas de la primera corrida...
 Los toros de La Quinta, protagonistas de la primera corrida de San Isidro. | ARJONA | PLAZA 1

La mala suerte de David Galván”, por Sixto Naranjo (COPE.ES)

Tarde de tonos grises en el cielo y en el ruedo con una corrida de La Quinta que no enlotó ningún ‘Pavito’, aquel novillo que se lidió en la segunda novillada de la temporada con la que bordó el toreo Ángel Sánchez. Corrida de izquierdas, con toros manejables por ese lado, pero a la que faltó raza y entrega. Y una nota negativa: el primer parte médico a la mala suerte de David Galván. 

David Galván, herido en el gris arranque de San Isidro”, por Andrés Amorós (ABC)

En esta ilusionante nueva etapa de Simón Casas, la primera corrida de la Feria apuesta por el toro, los santacolomas de La Quinta, que triunfó aquí, hace muy poco, en una novillada y lidia por primera vez una corrida completa en Las Ventas: toros cárdenos, serios, bien armados pero de juego deslucido. A sus dificultades se unen las inclemencias de la tarde, con lluvia y viento, y los fallos, de los diestros, con la espada. 

Una de La Quinta que no parecía de La Quinta”, por Zabala de la Serna (EL MUNDO)

De los cárdenos cinqueños de La Quinta, el más claro de pinta era el más oscuro por dentro. Una fiera que se orientó pronto. En cada navaja, un cementerio. David Galván se puso a ver. Y en un muletazo por la derecha, cuando parecía que se escapaba, alargó el cuello el santacoloma, lo prendió por la banda de la taleguilla y lo estrelló contra el suelo. Galván perdió el conocimiento como si le hubiese entrado una mano de Pacquio.

El diluvio, antesala del silencio”, por Patricia Navarro (LA RAZÓN)

Entre la incredulidad de los muchos que esperábamos en los interiores de la plaza, se abrió la puerta de los desvelos para hacerlo poco después la del miedo definitivo. Una de La Quinta estaba por venir. Seis toros seis.

“Astifina y muy dura sosería”, por Antonio Lorca (EL PAÍS)

Y comenzó el festejo, y acabó cuando habían dado ya las nueve y media y el frío se había metido en los huesos de los espectadores; porque a los toreros lo que les llegó al alma fue la dureza de la corrida de La Quinta, de bella estampa, muy astifinos pitones, mansa de libro, descastada y con malas ideas; especialmente, el segundo de la tarde, violento y brusco, que llegó entero al tercio final y no paró hasta que enganchó por la pierna derecha a David Galván, lo zarandeó, lo buscó con saña en el suelo, y le ha hecho la puñeta” 

La Quinta 'supersize' y vieja congela el estreno” por Juan Diego Madueño (EL ESPAÑOL)

La corrida, toda cinqueña, tuvo ese aire de señores desganados en las terrazas. Viejos, pasados, mirando: sin celo. Fuera de tipo, Super size me. Como el segundo, un tío. El cárdeno que le bajaba hasta la barriga se hacía blanco. Lucero, empecinado, sentía la llamada de la hierba, de casa. Hubo que cambiar el sentido de la lidia y se picó en chiqueros porque no hubo manera de sostenerlo.

El derecho a llevar boina”, por CRV (MUNDOTORO)

El derecho del quinto era llevarla entera. Mucho derecho ese, sí señor. La Quinta se había ganado el derecho de estar en Las Ventas (también sí, señor) pero esta Quinta cinqueña del debut de Plaza Guan (One, 1) será recordará capada: un toro por el pitón izquierdo y otra vez la mala suerte de David Galván.

Ovación para Jiménez, lesión para Galván y dos buenos toros de La Quinta”, por Íñigo Crespo (APLAUSOS)

Bravo el quinto, toro con clase y entrega por el lado izquierdo, por donde se movió con criterio y transmisión. Más pegajoso por el derecho. Toro bueno y encastado. Disposición de Javier Jiménez, que estuvo centrado y queriendo mucho. Logró naturales de buena factura dentro de un conjunto que tuvo altibajos y la rúbrica final de una buena estocada. Ovación con saludos tras aviso. Ovación para el toro. 

Un pellizquito en la nalga”, por Marco Antonio Gómez (CULTORO)

Caro, lo que se dice caro, no hubo ningún manjar en la corrida que abrió feria, pero sí pellizquitos en la nalga, que no tuvieron importancia en un principio por la esperanza del primer día, pero fueron minando el interés a medida que los convirtió en excesivos la repetición. Porque se pasó por alto la presentación terciada, desigual y fuera de tipo de una corrida de La Quinta que se tapó con la cara y lo gris del pelo, y así hubiera quedado la apreciación si al menos hubieran embestido.