También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
#SanIsidroCOPE

REVISTA DE PRENSA: Garrido, Fandi y un palco polémico

Consulta las principales crónicas publicadas sobre el séptimo festejo de la Feria de San Isidro.

ctv-oaj- jag3080-copia
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

“Una faena de Garrido y un toro de Fuente Ymbro”, por Sixto Naranjo (COPE.ES)

No dudó José Garrido. En los medios por estatuarios. Firme la planta como base de la faena que siempre fue a más. Fue rompiendo hacia adelante al toro a base de mandar siempre sobre su voluntad. El engaño por delante, seguro el toque y largo el muletazo. Al natural hubo una tanda de gran ajuste y expresión. Rotunda. Como el final por bernadinas, las últimas cambiando el viaje al toro. 

“El Fandi divide al público”, por Andrés Amorós (ABC)

Los muletazos de rodillas provocan una fuerte división: «¡Qué gana de venir a no disfrutar!» Después de buenos muletazos, recurre El Fandi a manoletinas de rodillas y el vendaval de opiniones encontradas se desata: «A mí me ha encantado», dice mi amigo. Como buen observador, apostilla: «Así de dividida está la sociedad española. Estoy cansado de ver a Revilla, en los toros, y ahora escucha a los de Podemos…»

“José Garrido, la única luz entre la grisalla”, por Zabala de la Serna (EL MUNDO)

La sorpresa del fuenteymbro sobrevino cuando Fandi citó de rodillas casi en la boca de riego. Y el toro descolgó su embestida en un circular sin solución de continuidad. Aquella nobleza la aprovechó Fandila, muy despatarrado y encajado, más en su corte de siempre que como en Sevilla. Pero dándolo todo. Tanto que, cuando el toro se negó por el izquierdo a la defensiva y perdió el celo, El Fandi volvió a la guerra de rodillas y por manoletinas. Entre el torero postrado y la cabeza del uro cabía un rascacielos. 

*“Al borde de todo, en medio de nada”, por Patricia Navarro (LA RAZÓN)

Le buscó las vueltas Garrido, cruzadísimo, casi de uno en uno, en busca de los tiempos que le dieran la llave del toreo. Y la encontró. Supo poner el broche con las bernardinas y de pronto, cuando Madrid estaba con él, la espada se le atravesó. 

“Garrido, un torero contundente”, por Antonio Lorca (EL PAÍS)

Tomó la muleta con la zurda, obligó a embestir de verdad a su oponente y surgieron notables naturales, y uno ellos monumental. Ante la tenue luz de la casta del toro, se cruzó y volvió a lucirse antes de ejecutar unas ajustadas bernardinas que acabaron por convencer al respetable. Mató mal, y la oreja que tenía ganada a ley se esfumó justamente.

"José Garrido, una capacidad a prueba de bombas", por Juan Diego Madueño (EL ESPAÑOL)

Garrido acertó con la distancia. Sacó limpios los muletazos con ese muñecazo final, quieto, atalonado, pasándoselo muy cerca, salvando la revolución con la que se revolvía el fuenteymbro. Cruzado con la derecha, lo mejor fue al natural. Y de nuevo, al final, dos series sobre las rayas elevaron la faena, ya maciza. José Garrido se crece con este tipo de toros, casi nada: capacidad toda.

“Uno torea y otro desespera”, por Javier López (EFE)

Sigue la cuenta de toros que se marchan con las orejas puestas en este San Isidro. Hoy le tocó el turno a "Hortelano", un buen ejemplar de la divisa de Ricardo Gallardo lidiado en cuarto lugar, que, para su desgracia, le fue a parar al Fandi, que, sin estar mal, pues desplegó todo lo que sabe hacer, tampoco estuvo bien, precisamente por el escaso nivel artístico de su tauromaquia.

“Tratamiento de cura del complejo de superioridad inferior”, por CRV (MUNDOTORO)

Y en el toreo, sólo en el racial mundo transversal del toreo, hallamos la variante del complejo de superior inferioridad. Éste consiste en que un ser muestra sus complejos de evidente inferioridad (léase soy un mediocre en tauromaquia que pasaba por aquí) con actitudes de superioridad racial: un ario taurino. Un ario taurino no le va a dar una oreja a Fandi ni de coña. 

“Un bravo fuenteymbro y la mejor versión de El Fandi”, por Íñigo Crespo (APLAUSOS)

Gran toro el cuarto, animal excelente de clase, codicia y entrega. Embestida larga y por abajo, con duración. Buen toro. Entrega total de El Fandi, que cuajó un gran tercio de banderillas, destacando los dos últimos pares, en dos en uno. Faena de más a menos, iniciada de rodillas, toreando en redondo en los medios. Labor ligada y animosa, con desigual resultado y acompañada en ocasiones con protestas por parte del público

“La alegría de la huerta”, por Javier Fernández Caballero (CULTORO)

Fandila, que se sabe hasta la bronca que le está echando la esposa por teléfono al de la barrera, le dio el inicio que en los pueblos es explosión y en Madrid es vulgaridad de no ser por esa ligazón de hinojos que remató esa serie. Ahí las tornas cambiaron. Pero una tanda le duró la bragueta asentada al granadino, que dejó ir en los siguientes compases la repetición emotiva del animalito –protestado de salida como el quinto- hasta la traca final de manoletinas de rodillas en la arena. 

Lo más visto