También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FERIA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

Morenito se suma al 'cholismo' en Burgos

Se agarró el ribereño a la filosofía del partido a partido del entrenador del Atlético de Madrid, del toro a toro en este caso. No desistió en su empeño y completamente exhausto arrancó al sexto de la tarde los mejores muletazos de una corrida falta de raza, sosa y en algunos momentos tremendamente peligrosa.

Derechazo de Morenito de Aranda a uno de los toros...
 Derechazo de Morenito de Aranda a uno de los toros de Adolfo Martín lidiados en solitario este domingo en Burgos | EFE
  • Javier Fernández-Mardomingo

Rompió el paseíllo y Burgos obligó a saludar a su torero agradeciendo el gesto que estaba a punto de comenzar. Empezó bien la tarde. Morenito brindó a su amigo Jarocho su primero. Nadie sabe qué se dijeron, aunque todos imaginamos hacia dónde apuntaban sus palabras. El abrazo en el que se fundieron los dos paisanos emocionó a los tendidos del Coliseum burgalés.

Con su primero estuvo el Moreno muy firme, como toda la tarde. El animal no acompañaba, le costaba moverse y aun así la faena fue a más y el estoconazo final hizo que el respetable sacara el pañuelo del bolsillo. La negativa del presidente dejó al torero sin la primera oreja de la corrida y se tuvo que conformar con una ovación.

El premió llegó en el tercero tras una faena basada en la zurda que el diestro había brindado previamente a Carlos Zúñiga padre, presente en el tendido. El run run dio paso a la torería y Morenito encadiló al público con series cortas y con tremendo gusto para arrancar la primera oreja de un ejemplar algo más manejable, pero escaso de raza como sus hermanos.

Después del parón para merendar-lo hubo y fue excesivo- llegó el soso cuarto, sin apenas opciones. Se fue Morenito a la puerta de chiqueros a recibir al peligroso quinto, que ya con el engaño en la mano levantó los pies del suelo al burgalés. Se libró por los pelos y quedó mermado tras un fuerte golpe y revolcón posterior del que milagrosamente salió ileso.

Fue en el sexto, con síntomas de agotamiento por el esfuerzo de toda la tarde cuando el torero firmó los mejores pasajes de la corrida. Las series por el derecho no pudieron ser más templadas. Se desmayó Morenito, se abandonó y toreo a las mil maravillas. Cuajó series de muchísima calidad ante otro cárdeno que se dejaba lo suficiente pero que embistió con la clase justa para hacer el toreo. El de pecho de la segunda tanda duró una eternidad y puso en pie los tendidos. Mató de una certera estocada tras pinchazo y cortó la segunda oreja del festejo, que le sirvió para que le llevaran a hombros hasta la furgoneta de vuelta al hotel.

Tarde de mucho mérito de Morenito, que devolvió con una entrega de enmarcar el cariño que le bridaron desde el primer minuto sus paisanos. Paso a paso, pase a pase, toro a toro, el burgalés se sumó al cholismo, a la filosofía del creer y del confiar hasta el final y acabó en hombros una tarde de las que se recordarán en el coso de la ribera del Arlanzón. 


FICHA DEL FESTEJO 

Burgos, domingo 25 de junio de 2017. 2ª de Feria. Tres cuartos de plaza.

Toros de Adolfo Martín, bien presentados, justos de raza y de fuerza y algunos peligrosos.

Morenito de Aranda, como único espada, saludos tras fuerte petición, silencio, oreja, silencio, saludos tras aviso y oreja. 

Lo más visto