También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FERIA VIRGEN DE SAN LORENZO

El Juli indulta al ritmo de "Fanfarria" en Valladolid

El madrileño logró el indulto de un buen toro de Daniel Ruiz y salió a hombros junto a un esperanzador Román.

El Juli y Román en su salida a hombros este...
 El Juli y Román en su salida a hombros este viernes en Valladolid | @torosvalladolid

Tags

Mejoró y mucho el aspecto de la plaza de toros de Valladolid tras dos entradas pobres en los primeros festejos de Feria. Se animó el público en la taquilla y después en el coso pucelano. 

Sobre todo en la lidia al cuarto. "Fanfarria" de Daniel Ruiz. Un toro donde pudimos ver la mejor versión de El Juli. Un animal de armónicas hechuras que rompió a bueno en la muleta tras pasar de puntillas y sin emplearse en los primeros tercios. Se olvidó Julián de retorcimientos y brusquedades para explayarse en el toreo por los dos pitones. Más natural la figura, tirando con mando y profundidad de un toro que iba a más por momentos. Tuvo clase, ritmo y fondo el toro del hierro albaceteño y respondió al mando y la exigencia que le proponía el torero. Una tanda postrera tuvo media muleta arrastrando por el albero del coso pucelano. El toro amagó con buscar tablas y a escarbar cuando comenzó una tibia petición de indulto que fue en aumento cuando El Juli quiso empuñar la espada. Cambio de nuevo por la ayuda para firmar una nueva serie en redondo en la que el toro embistió aún con humillada entrega. El palco no lo dudó y concedió un indulto con varios peros flotando sobre el ambiente. Sobre todo cuando no se da la importancia debida al tercio de varas, tan necesario para aquilatar la verdadera bravura. 

El primer toro de Daniel Ruiz tapó con los pitones su vareada anatomía. Éste abreplaza pasó sin decir nada por los primeros tercios. Tampoco lo mejoró un inicio de faena funcionarial y mecánico de El Juli. El trasteo rompió ya mediada la obra del madrileño, con una tanda de mano baja a derechas que contó con la ligazón como arma. Después hubo otra al natural de la misma guisa. Pero todo dentro de un conjunto donde abundó más la cantidad que la calidad. En lo que volvió a tropezar El Juli fue con la espada, su talón de Aquiles. Un horrendo bajonazo en el costillar afeó el conjunto.

Tuvo pies de salida el tercero y variedad en las suertes Roman en el saludo capotero. También el posterior quite. Todo pasión, el joven valenciano quiso desde el principio aprovechar la oportunidad brindada en sustitución de Manzanares. De rodillas el inicio de faena con el toro embistiendo con brío y emoción. La falta de mando la suplió Román a base de sinceridad y ligazón. Después el trasteo y el toro decayeron en intensidad por la falta de verdadero fondo de raza de este último. Una estocada baja no impidió que el público pidiese una oreja  que el palco concedió.

El quinto fue el astado de menos trapío y entidad del envío de Daniel Ruiz. A pesar de ello, en toro se dejó a su aire. Las virtudes de Román, que se había ido a portagayola, fueron la firmeza y el pulso que imprimió durante toda la faena. Puso la chispa que le faltaba al toro y tiró mucho de él cuando éste comenzó a quedarse más corto. Está en pleno proceso de madurez el torero  valenciano. Cazó al toro de una estocada un punto caída, algo que no impidió que los tendidos y el palco le premiasen con la oreja que le abría la Puerta Grande.

El tercero fue el animal más claro y que más entrega demostró en el último tercio dentro de la primera mitad del festejo. Sin embargo, volvimos a ver la versión más gris de Roca Rey. Faena de larguísimo metraje, en la que sumó muchos pases entre una gran frialdad ambiental. Nunca terminó de conectar con los tendidos, solo al final con las ya clásicas luquesinas. Pero un espadazo horrendo en los bajos eliminó cualquier opción de trofeo.

El sexto traía unas hechuras anovilladas. De escaso remate y perfil, el de Daniel Ruiz fue el toro más deslucido del sexteto. Soltando la cara, quedándose en las zapatillas, dio pocas opciones a un Roca Rey que solo pudo poner voluntad. Arrancó incluso una tanda más lúcida a base de insistir en la distancia corta. Pero de nuevo una estocada  baja fue la rúbrica a su obra.


FICHA DEL FESTEJO 

Valladolid, viernes 8 de septiembre de 2017. 3ª de Feria. Casi tres cuartos de plaza.

Toros de Daniel Ruiz, de agradables hechuras, de más cara que carnes los cuatro primeros y muy terciados los dos últimos. Conjunto manejable donde destacó el notable cuarto, "Fanfarria", N 65, de 492 kilos, con clase, ritmo y fondo, que fue indultado.

Julián López "El Juli", saludos e indulto.

Román, oreja y oreja. 

Andrés Roca Rey, silencio tras aviso y silencio.