También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MADRID

Gonzalo Caballero, acero templado

El diestro madrileño dio una vuelta en el sexto tras una faena templada y una gran estocada.

Templado natural de Gonzalo Caballero al sexto toro de Pereda,...
 Templado natural de Gonzalo Caballero al sexto toro de Pereda, con el que consiguió dar la vuelta al ruedo. | EFE
  • Sixto Naranjo

Un minuto de silencio abrió la corrida con menos tirón de público de lo que llevamos de Feria. Víctor Barrio en la memoria. En Las Ventas toreó hace justo un año por última vez. Hoy hubiese cumplido 30 años de no haberse cruzado aquel maldito ‘Lorenzo’ en Teruel. El silencio como homenaje y recuerdo.

La corrida de José Luis Pereda preparada para abrir semana fue demasiado desigual. Faltó casta, pero de entre el conjunto se pudo salvar algún ejemplar que se dejó en el último tercio. Faltaron finales, eso sí.

No fue toro para hacer muchas cosas el primero de Pereda. Altón y zancudo, el animal del hierro onubense se derrumbó a la salida del caballo. No había fuerza ni por delante ni por detrás. Un esbozo de toreo con cierto gusto en el inicio de faena de Morenito de Aranda antes de hilvanar varias tandas sin sustancia por la sosería y blandura del toro. Abrevió y se agradeció.

Se fue hasta la puerta de chiqueros Morenito para saludar al cuarto pero se quedó con el molde. El toro dijo nones. La faena fue un continuo tobogán. Comenzó el de Aranda sin terminar de encontrarle el pulso al de Pereda y hasta mediado el trasteo no terminó de apostar por abajo y templar al toro, que respondió. Ahí surgió la tanda más lograda del conjunto, a derechas. Después todo se volvió a espesar. Media estocada y un sablazo en los bajos no mejoraron la nota media.

Se protestó la escasez del primero del lote de Fandiño. Dos puntas por delante que no taparon la escasa anatomía y remate del toro de Pereda. Sin embargo, el astado rompió a embestir. El cambiado en los medios como inicio de faena y un primera tanda al natural, por donde el toro se dejó. Ligó el vasco aunque en un par de ocasiones le sorprendiese por dentro. En redondo se rebosaba menos la embestida del toro. Firme ahí Fandiño. La estocada trasera necesitó de un golpe de verduguillo. La ovación final premió el afán del torero.

Tampoco estuvo sobrado en cuanto a trapío el feo cuarto. Ancho de sienes, culipollo... no gustó el toro. Fandiño, que había salvado con apuros la portagayola, se enfrascó después en una faena de excesivo metraje. El toro se movió sin clase ni ritmo. El de Orduña queriendo sumar pero sin armar faena y el público recriminando que alargase el trasteo. La estocada, habilidosa en el rincón.

Paciente estuvo Gonzalo Caballero con el tercero. La firma al cielo en memoria del padre. Éste de Pereda fue otro animal manejable que se empleaba poco pero que a base de pulso y colocación fue extrayendo muletazos de gran armonía y trazo. Sin violentar nunca al toro, el madrileño fue construyendo un trasteo que fue creciendo en contenido. La estocada arriba, para tirar patas arriba al toro. La ovación, premio más que justo.

Para tapar bocas salió el mastodonte sexto. 610 kilos de toro. De nuevo muy decidido Gonzalo, sin probaturas se echó muleta la derecha. Dando distancia en el cite. Y el temple como arma. A derechas sin rectificar terrenos y al natural, por donde el astado soltaba más la cara, a base de intentar obligar por abajo. No siempre salió, pero la sinceridad del toreo madrileño conmovió a la plaza. No dudó nunca el torero. Las manoletinas, más que ajustadas, como cierre de la obra. Y la estocada, arriba. Sin mácula en la ejecución y la colocación. Un golpe de descabello dio paso a una  vuelta al ruedo que supo a premio justo.


FICHA DEL FESTEJO 

Madrid, lunes 29 de mayo de 2017. 19ª de Feria. Dos tercios de plaza.

Toros de José Luis Pereda, muy desiguales de hechuras. Conjunto serio, astifino y bajo de raza. Manejable el 2º, dejándose sin entrega el 5º y también manejable el 6º. El resto, de menos opciones.

Morenito de Aranda, silencio y silencio.

Iván Fandiño, saludos y silencio.

Gonzalo Caballero, saludos y  vuelta.

Lo más visto