También en directo
Ahora en vídeo

Toros

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FERIA VIRGEN DE LOS LLANOS

Ginés y Lorenzo no pierden comba con una mediocre corrida de Alcurrucén en Albacete

Una oreja paseó Ginés Marín mientras Álvaro Lorenzo dio una vuelta lal ruedo. Del Álamo, cogido.

 Vídeo: LA TAURINO MANCHEGA 2
  • Lorenzo del Rey
  • COPE Albacete

Tags

Tres emergentes, tres. Sería un buen titular para el festejo de hoy en el coso de la calle Feria. Del Álamo venía como uno de los triunfadores de Madrid y, casualmente, con la divisa de los Lozano; Lorenzo como torero de la empresa y con cierto regusto, mientras que Ginés Marín completaba doblete tras su puerta grande de hace dos días. Sobre los toros de Alcurrucén, que venían a intentar variar el rumbo de fracasos de las últimas comparecencias en el albero manchego, y la cosa no mejoró en un conjunto manso aunque algunos tuvieron opciones en la muleta –tampoco una barbaridad, ni mucho menos- y por eso el hierro de la empresa dejó una sensación de indiferencia en el ambiente. Aunque esto parece el día de la marmota con “Alcurrucén” y Albacete.

Sobre los toreros, destacó y cortó un apéndice Ginés Marín que, aunque no logró salir a hombros, dejó bellos pasajes y cortó una oreja. También es de recibo nombrar a Álvaro Lorenzo, que nunca perdió la cara y pudo hacer faena ante mansos que se rajaban y aquerenciaban. Finalmente, Del Álamo no terminó de brillar en Albacete, y esa falta de luz puede sumergirle en la oscuridad de cara a una posible repetición el año que viene… El primero, tocado de puntas, fue recibido a la verónica por Juan Del Álamo con lances de acompañamiento y poco mando, con un abanto "alcurrucén ". El puyazo no tuvo nada a destacar debido a que empujó durmiéndose y con un pitón. En banderillas se dolió en el primer par, apretando por el pitón derecho en el segundo y desplazándose sin clase en el tercero. La primera serie por la diestra la comenzó genuflexo con la diestra en el tercio, ganando pasos hacia los medios y con un pase de desmayo con la zurda. Dio una serie con la zurda aprovechando el viaje aunque sin mando, siguió con la derecha a media altura con temple aunque deficiente en colocación. Luego otra serie con la diestra en la pala del pitón y despegado que no terminó de caldear los ánimos. En el medio con la zurda de nuevo, con medios pases y sin enroscárselo, aunque el remate fue garboso. Siguió una serie circular con la diestra en la que dejó varios ligados cuando el astado únicamente veía las telas, luego fue prendido en dos ocasiones, primero fue atropellado y después cogido y zarandeado por la chaquetilla, además de las diversas contusiones en el piso, no pudiendo continuar y siendo trasladado raudamente a la enfermería para discernir si hubo o no herida, confirmándose finalmente que sólo fue la conmoción y un corte en la barbilla. Álvaro Lorenzo tuvo que estoquear, terminando con la vida del toro por medio de una estocada trasera desprendida y quedando una sensación de desazón flotando en el ambiente aunque la sensibilidad del público albaceteño sacó a saludar al tercio a la cuadrilla del mirobrigense. Regresó Juan de la enfermería aplaudido por el público para estoquear al cuarto, segundo de su lote, que fue abanto de salida y que ya se paraba de salida, con aviso de

colada. En el peto no se puede rescatar nada, donde estuvo muy lejos de hacer una buena pelea. En banderillas, tardeaba y no se entregaba. Con la muleta a derechas hubo un ten con ten, marcado por un pitón derecho con derrote final. Al natural hubo voluntad y poco acierto, y ya a derechas anotamos una serie mejor y otra corta con medios pases. Otra de entrega a derechas con adornos y una más con molinetes, y entró a matar dejando un pinchazo soltando, otro pinchazo con desarme, un aviso, bajonazo y tres descabellos, saludando desde tercio como reconocimiento en una faena donde se quedaron cosas por ver del toro, o esa sensación quedó. El segundo de lidia, primero de Lorenzo, pasó como alma en pena en el prólogo capotero a la verónica. Empujó con un pitón y luego con ambos, metiendo riñones y derribando al caballo en un largo puyazo aunque no terminó de humillar en el peto y perdió los cuartos traseros al salir de la suerte. Hubo pasada en falso en el primer par en banderillas, se colocó un único palo en el segundo y un tercero habilidoso al relance. El toro se desplazaba pero no terminaba de humillar y el toledano comenzó por bajo con la diestra aunque sin dominar. Insistió por ese pitón y el toro quería rajarse, desentendiéndose de la franela. Hubo una serie por naturales donde lo llevó toreado en terrenos del 7, casi continuada por otra corta a derechas con similar registro. Otra al natural corta y menos rotunda por no cargar la suerte. Una más sin terminar de redondear pero todo lo hizo en la querencia y evitando que fuese a tablas. Mató con pinchazo y desarme y estocada traserísima y caída, con un golpe de descabello y salió a saludar desde el tercio. En el quinto, también abanto de salida, y que salió despavorido al notar el hierro en el tendido 7, luego fue al caballo por su cuenta e hizo pelea en terrenos del 4 empujando con un pitón y repuchando, luego empujó a media altura y se olvidó del peto. Después hubo caos por la mansa condición, acudiendo a las monturas y capotes sin orden ni concierto. En banderillas, más mansedumbre. Hilvanó algunos en redondo sujetando al toro en las telas aunque con la muleta en la cadera derecha. Luego una serie más pero de tres muletazos y otra sin lucimiento y sucia por los toques que le dio el toro a las telas. Por naturales, alguno bueno pero sin continuidad en una breve serie inicial y otra similar. Insistió con la derecha y se mantuvo el tono intermedio. De nuevo al natural y tardó en entrar a matar debido a la poca fijeza del toro, dejando estocada rinconera con desarme, escuchando un aviso, golpe de puntilla, hubo petición minoritaria y dio una vuelta al ruedo con algunas protestas iniciales. Ginés Marín se enfrentó a un toro de menor remate en el tercer episodio de la tarde. Se paraba y medía de salida, midiendo cada arrancada y embestida, frenando justo ante de entrar en el embroque. En varas peleó mansamente, golpeando el estribo. Siguió intentando irse a tablas tras cada capotazo, en un tercio de banderillas sin que nadie pusiese orden, cambiándose el tercio con sólo tres palos puestos. Ginés abrió el melón con suavidad y buen son, luego otra dónde el toro se desplazaba mejor al dejársela puesta -como diría un castizo-, en una primera serie más corta y otra más rotunda aunque con los pies en paralelo. Sin acople con la zurda, en una serie de adornos con

poco toreo fundamental. Regresó a la diestra pero con dos puntos menos de intensidad, al natural de nuevo con desarme, reinició el quehacer con desmayados a ambos manos aunque más estéticos que de dominio. Mató de estocada desprendida, tardó unos minutos en caer y se echó, el puntillero intentó tumbarlo y como el toro no se rendía, tuvo que intentar, hasta en una decena de ocasiones, apuntillarlo. Y se concedió una oreja pedida y concedida por mayoría de pañuelos. Y ya en el que cerraba plaza, que fue sustituido por el primer sobrero por descoordinarse antes de salir al albero, lo recibió gustándose por verónicas, aunque le apretó de salida y se lo quitó de encima con habilidad a una mano. Tardeaba en varas, entró al peto sin pena ni gloria y cabeceó reculando, entrando de nuevo pero frenando la pelea casi inmediatamente. Hubo que banderillear como se pudo, con más fallos que errores a la hora de clavar. Brindó al respetable en el centro del ruedo, citando con la diestra y el toro dio un aviso de colada, evidenciado y confirmando su descastada condición. Con la zurda lo intentó pero también acortaba el viaje, prosiguió en la lucha Marín hasta que se certificó la condición mular del astado. Mató de estocada tendida y delantera, y un descabello.


FICHA DEL FESTEJO 

Albacete, sábado 16 de septiembre de 2017. 9ª de Feria. Dos tercios de entrada.

Toros de Alcurrucén, correctos de presentación. Mansos y nobles en general. 1º, no fue aprovechado; 2º, embestidor en la querencia; 3º, con opciones aunque sin franca embestida; 4º, repetidor en la muleta; 5º, rajado y venido a menos; 6º, de mular condición.

Juan Del Álamo, cogido y saludos tras aviso.

Álvaro Lorenzo, saludos desde el tercio y vuelta al ruedo tras aviso.

Ginés Marín, oreja y silencio.

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado