También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La familia de Fandiño no tiene "dudas" del trabajo de los médicos

El hospital de Mont de Marsan dice que no está autorizado a informar sobre actuaciones que están bajo secreto médico.

Los padres de Iván Fandiño a la entrada del funeral...
 Los padres de Iván Fandiño a la entrada del funeral que se ofició este lunes en Orduña | efe

La familia del malogrado torero Iván Fandiño ha emitido un comunicado en el que "agradecen" todas las muestras de cariño recibidas desde el tráfico suceso de la muerte del torero vasco, y remarcan que no tienen "dudas" de que el trabajo de los equipos médicos que le asistieron fueron "los mejores".

La familia del torero vasco quiere "aclarar" con esta nota que los equipos médicos de la plaza de toros, ambulancia y hospital, "hicieron todo lo posible por salvar la vida de Iván".

"No tenemos ninguna duda de que las actuaciones del equipo humano que le atendió fueron las mejores y pedimos respeto para lo que allí ocurrió", añade el comunicado, que concluye con un agradecimiento a las autoridades francesas por "agilizar la repatriación del cuerpo".

Todo esto surge a raíz de las especulaciones que han surgido a raíz de su tráfico fallecimiento el pasado sábado en Aire Sur L'Adour (suroeste de Francia).

Preguntas como por qué no le derivaron al hospital nada más sufrir el percance en lugar de mantenerlo en la enfermería de la plaza más de una hora, y, sobre todo, por qué no existe un parte médico oficial que certifique la defunción y las causas exactas.

El profesor Pairier, jefe de servicio del hospital "Layné" de Mont de Marsan, aseguró que la herida que sufría Fandiño era "irreversible", y que "nada" hubieran podido hacer por su vida ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital.

La cornada, que entró por el costado derecho, le reventó el hígado, además de romper por completo la vena cava y afectar a otros órganos vitales como el riñón o los pulmones, afectaciones que no hubiera podido superar en ningún momento, de ahí que no le diera ni tiempo en llegar al hospital y falleciera en la ambulancia de un segundo paro cardiaco, del que no pudieron reanimarle.

En un comunicado enviado a Efe, el Centro Hospitalario de Mont de Marsan ha explicado que entre los detalles que no puede revelar están las condiciones del tratamiento, los actos médicos o quirúrgicos y los cuidados dispensados.

El Centro Hospitalario informa de que, en respeto del derecho francés a la vida privada y de las obligaciones previstas en los artículos 226-13 y 226-14 del código penal, y de la discreción profesional definida por el artículo 26 de la ley 83-634 de 1983 (...), no está autorizado a comunicar informaciones que atañen al secreto médico", dice.

El hospital se limita a señalar que "Iván Fandiño fue tratado por los servicios funerarios en las mejores condiciones posibles de respeto y acompañamiento y dejó el establecimiento el domingo al final de la tarde".

El centro sentencia que el comunicado "cierra la comunicación del Centro Hospitalario de Mont de Marsan sobre este asunto", y agradece la comprensión de los medios de comunicación.

Lo más visto