También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El día que una edil de Guanyar Catarroja jaleó la muerte de Víctor Barrio y sigue sin arrepentirse

Datxu Peris durante el juicio que se celebra en los Juzgados de Sepúlveda. EFE | cope.es | cope.es

Tags

La edil del Ayuntamiento valenciano de Catarroja, Datxu Peris, que tras la muerte del torero Víctor Barrio escribió en su perfil de una conocida red social que el aspecto positivo era que había dejado de matar, ha negado que se arrepienta de sus palabras.

La concejal no adscrita no ha declarado en el juicio oral que se ha celebrado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Sepúlveda (Segovia) ya que ninguna de las partes lo ha pedido, ni ha atendido a los periodistas que la esperaban a su salida.

Peris ya había mantenido sus palabras cuando fue entrevistada en 'Herrera en COPE' el 24 de julio de 2016, arguyendo que le daba pena la muerte del torero pero también le daba pena el toro, evitando pedir disculpas por sus afirmaciones.

En aquella ocasión, Peris culpó al 'mensajero', diciento que los medios de comunicación no tenían "comprensión lectora" y que solo buscaban "sensacionalismo".

Tan solo, a preguntas de la prensa sobre si se arrepentía de los comentarios que vertió en una red social tras la muerte en julio de 2016 de Víctor Barrio, la concejal se ha limitado a decir que no.

Peris manifestó tras la muerte que el aspecto "positivo" era que el torero había "dejado de matar" y explicó que "no podía sentir más por el asesino que ha muerto que por todos los cadáveres que ha dejado a su paso".

Su abogado ha alegado que estas palabras "no atentan contra el honor del torero".

Por su parte, el abogado de la familia de Víctor Barrio y de la Fundación Toro de Lidia, José Miguel Soriano, ha manifestado ante los medios su convencimiento de que el juicio, que ha quedado visto para sentencia, dará la razón a la acusación que ha sido apoyada "con firmeza" por el Ministerio Fiscal.

La edil está acusada por la viuda y los padres del torero de un delito de intromisión al honor por el que piden 7.000 euros de indemnización y que publique en las redes sociales el contenido de la sentencia.

Víctor Barrio falleció tras ser corneado en la plaza de toros de Teruel el 9 de julio de 2016.