También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
NANOTECNOLOGÍA ENVASES

Aplican la nanotecnología para mejorar las características de los envases

Barcelona, 9 may (EFE).- El centro tecnológico de Cataluña Eurecat ha desarrollado una tecnología nueva de dispersión de aditivos y nanoaditivos dentro del plástico para mejorar las características de los envases, hacerlos más impermeables y más ligeros., Según ha explicado la directora de la Unidad de Composites de Eurecat, María Eugenia Rodríguez, la nueva tecnología consiste en introducir un sistema de vibración por ultrasonidos en el que el plástico se mezcla con los diferentes aditivos para

  • Agencia EFE

El centro tecnológico de Cataluña Eurecat ha desarrollado una tecnología nueva de dispersión de aditivos y nanoaditivos dentro del plástico para mejorar las características de los envases, hacerlos más impermeables y más ligeros.

Según ha explicado la directora de la Unidad de Composites de Eurecat, María Eugenia Rodríguez, la nueva tecnología consiste en introducir un sistema de vibración por ultrasonidos en el que el plástico se mezcla con los diferentes aditivos para obtener al final un material a la carta, en función de las necesidades del envase o del embalaje.

Los plásticos nanoaditivados con esta tecnología, que está en proceso de patente por parte de Eurecat, mejoran las prestaciones mecánicas, incrementan las propiedades de barrera e, incluso, reducen el peso del envase.

"Con la nanotecnología se mejorarán las propiedades de barrera y repelentes de los embalajes, para crear envases más aislantes, ligeros y fáciles de vaciar, permitiendo reducir los desechos por parte del consumidor y mejorar las posibilidades de reciclaje", ha destacado Rodríguez.

La investigadora ha indicado que la nanotecnología también puede ser clave para mejorar la eficiencia en el consumo de carburante, ya que permitirá producir componentes de automoción de menor peso.

En este sentido, los científicos estiman que, por cada 100 kilos de peso adicional en un vehículo, se incrementa el consumo de carburante en 0,4 litros los 100 kilómetros y 10 gramos de dióxido de carbono por kilómetro.

Lo más visto