También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
PLANETARIO COSMONAUTA (Entrevista)

Alexandr Lazutkin: "China no ha inventado nada" en la carrera espacial

Madrid, 8 abr (EFE).- China "no ha inventado nada" en la carrera espacial sino que "se limita a aprovechar la experiencia de rusos y norteamericanos", ha asegurado en una entrevista con Efe el cosmonauta ruso Alexandr Lazutkin quien, no obstante, ha expresado su deseo "honesto de que nos alcancen".,Lazutkin, que ha visitado recientemente Madrid para impartir una conferencia sobre el trabajo de astronauta, la misiones espaciales y sus perspectivas futuras en el Planetario de la capital española,

  • Agencia EFE

China "no ha inventado nada" en la carrera espacial sino que "se limita a aprovechar la experiencia de rusos y norteamericanos", ha asegurado en una entrevista con Efe el cosmonauta ruso Alexandr Lazutkin quien, no obstante, ha expresado su deseo "honesto de que nos alcancen".

Lazutkin, que ha visitado recientemente Madrid para impartir una conferencia sobre el trabajo de astronauta, la misiones espaciales y sus perspectivas futuras en el Planetario de la capital española, ha minimizado la peripecia de la estación china Tiangong-1, que se precipitó a la atmósfera terrestre a primeros de este mes de abril.

El "Palacio celestial" -traducción literal de esta estación- se encontraba en órbita desde finales de septiembre de 2011 pero la Agencia Espacial China perdió el control de la misma en septiembre de 2016 y fue atraída progresivamente por la gravedad hasta que sus restos cayeron en algún lugar del Pacífico Sur.

Lazutkin cree que no hay motivos para alarmarse por los posibles fragmentos que hayan podido quedar en la atmósfera pues "no serán más grandes que cualquiera de los meteoritos que están cayendo constantemente" sobre la superficie terrestre.

Para este cosmonauta, que trabaja actualmente como asesor general de la empresa Zvezda G.I. Severina, dedicada al diseño, desarrollo y producción de sistemas de emergencia y supervivencia para naves espaciales, la chatarra espacial no es un problema que pueda considerarse urgente, aunque se calcula que existen tres millones de objetos orbitando la Tierra en este momento.

"Incluso las piezas fuera de control tienden a reciclarse por sí mismas" al ser destruidas durante su reentrada en la atmósfera, ha afirmado, aunque sí reconoce cierto peligro en su posible colisión con naves en órbita, como la Estación Espacial Internacional (EEI).

Por ello existen especialistas en la propia EEI dedicados a esquivar estos impredecibles pedazos de antiguas misiones "desde el momento que detectan que se interponen en la trayectoria".

Lazutkin protagonizó en 1997 uno de los accidentes más graves conocidos en la historia de la exploración espacial, cuando tuvo que enfrentar un incendio en la Estación Espacial MIR y una cápsula de acero supuestamente hermética comenzó a arder en sus propias manos.

"Yo sabía que eso no podía arder..., recuerdo exactamente cómo cogí el extintor, apreté un botón y empecé a apagarlo en estado de 'shock', sin dejar de preguntarme por qué estaba ardiendo", rememora todavía impresionado por un incidente que el tiempo, asegura, no ha logrado borrar de su memoria.

Sin embargo, momentos difíciles como éste, o aquél en el que tuvo que enfrentarse a una despresurización de la cabina, no son "más que la propia vida cuando estás en el espacio exterior", sucesos que hay que considerar como "parte del programa".

Lo peor en su opinión es "pensar que puede venir un meteorito y atravesar la nave" y por ello "la cabeza tiene que estar ocupada en otras cosas" constantemente.

En cuanto a la vida del astronauta, recuerda como lo más duro los primeros días de estancia, hasta que el cuerpo se acostumbra a la ingravidez permanente porque "me encontraba mal, con dolores de cabeza, tos, vómitos..." y la necesidad de realizar ejercicio físico en órbita para no perder masa muscular era un "auténtico desagrado".

Lazutkin cree que la vida y el trabajo en el espacio exterior no han cambiado mucho a lo largo de los últimos decenios a pesar de los avances tecnológicos.

Sin embargo, la sustitución de la MIR por la EEI "ha posibilitado un aumento en el número de cosmonautas en órbita", además de favorecer la cooperación entre países y el desarrollo de nuevos instrumentos "de mayor calibre y precisión" para todo tipo de experimentos".

Lo más visto