También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Tarde'

"En Yemen hay 2 millones de niños en peligro de muerte, no se ve la luz al final del tunel"

180 millones de niños sufren niveles de pobreza extrema, exclusión escolar y muertes violentas, según un análisis que UNICEF ha dado a conocer con motivo del Día Mundial del Niño.

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El informe revela que el número de gente que vive con menos de 1,90 dólares al día ha aumentado en 14 países debido, sobre todo, a guerras, malos gobiernos y agitaciones de todo tipo, como sucede en Benin, Camerún, Madagascar, Zambia o Zimbabue.

El número de alumnos escolarizados en educación primaria se ha visto reducido en 21 países, incluidos Siria y Tanzania, por factores como conflictos bélicos, crisis financieras o un rápido crecimiento de la población.

En hasta siete países han aumentado las muertes violentas de niños y adolescentes menores de 19 años, como sucede en la República Centroafricana, Irak, Libia, Sudán del Sur, Siria, Ucrania y Yemen, todos ellos en medio de conflictos bélicos.

El país que peor parado sale del análisis es Sudán del Sur, que ha visto empeorar los tres indicadores estudiados, mientras que en la República Centroafricana, Siria y Yemen ha habido un retroceso en dos de ellos, y en 37 países alguno de los estándares ha reculado.

En Yemen, el país más pobre del Golfo Pérsico, o mejor, en su frontera (porque han cerrado el espacio aéreo y no se puede entrar ni salir de Yemen), se encuentra Meritxell Relaño, representante de UNICEF que hace unos días vivía una situación extrema, pero cada vez más habitual en esta zona del mundo, "llegó al hospital Ali, de unos 6-7 años, estaba en los huesos, la mirada perdida, no respondía, estaba delgadísimo, y le pregunte a su madre, y me decía que tenía diarrea, pero no tenían dinero en casa ni que comer y tuvieron que hacer una colecta para poder ir al hospital".

"Una historia", como reconoce Meritxell, "que pone la piel de gallina", pero no va a ser la única porque "al estar cerrado el puerto no llega el 80% de la ayuda humanitaria, no entra comida para los 7 millones de personas que se están muriendo de hambre y 17 millones en necesidad de ayuda alimentaria. Tampoco podemos entrar los productos terapéuticos para los niños malnutridos que son más de 2 millones, de los que 400.000 sufren malnutrición severa".

La situación en Yemen cada vez es más tensa, tres años de guerra en uno de los países más pobres del mundo, "no vemos la luz al final del túnel, hace más de un año que ni trabajadores de la salud ni profesores han recibido un sueldo; tras tres años de guerra, la falta de combustible  que es esencial para producir agua, no se puede limpiar el agua ahora que se había mantenido el cólera bajo control porque las plantas de tratamiento de agua solo funcionan si hay combustible, no hay ni con qué comprar comida ni con qué acceder al centro de salud por mucho que las agencias de Naciones Unidas suministre lo necesario a los hospitales, a las escuelas".

De hecho hay vacunas esperando para ser distribuidas, "tenemos un avión que tiene que llegar el 23 de noviembre lleno de vacunas para frenar un brote de difteria, esperemos que nos dejen entrar el avión, las vacunas se distribuyen en los centros de salud, que tienen unidades móviles para ir a las zonas difíciles para hacer los tratamientos más básicos" explica la representante de UNICEF en Yemen  que lamenta el olvido del mundo sobre algunas zonas como Yemen donde "hay 17 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria, en Siria son 7 millones, en Somalia son 5 millones, aquí son 17 millones y si no se abre pronto el puerto vamos a sufrir la mayor hambruna que ha conocido la época moderna".

Lo más visto