También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
EN 'LA TARDE'

“Vivir bajo la lluvia de misiles en las escuelas sirias es un infierno"

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Tags

El padre Ibrahim Alsabagh es un fraile franciscano, párroco de la iglesia latina de San Francisco en Alepo. Un sacerdote que sabe mejor que nadie, cómo está la situación en Siria. Cómo vive la pobre gente que ha vuelto a tener agua después de 70 días sin suministro. Ha decidido escribir un libro con el título 'Un instante antes del alba. Crónicas de guerra y de esperanza desde Alepo'. En él recoge sus vivencias en la ciudad siria desde el 26 de enero de 2015 hasta la actualidad.

“La situación en Siria es muy complicada, pedimos la oración para ayudar al pueblo sirio, y a nivel humanitario y político pedimos ayuda”

Ibrahim Alsabagh nació en Damasco. Regresó a su tierra, Alepo, a finales de 2014 para estar con su gente. Ibrahim es un fraile especializado en Teología dogmática, que ha decidido prácticamente apagar los fuegos de la guerra por su propia cuenta, asistiendo a familias musulmanas y socorriendo a gente que está en una situación dramática.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA EN 'LA TARDE'

El fraile franciscano ha explicado en 'La Tarde' que “la situación en Siria es muy complicada, pedimos la oración para ayudar al pueblo sirio, y a nivel humanitario y político pedimos ayuda”.

“La guerra siria es una guerra con distintos fines y hay un factor religioso de conflicto muy peligroso y difícil de solucionar” ha reconocido el padre Ibrahim.

El párroco sirio ha cuestionado que cada día se cuestionan cómo es posible vivir así, “pero siempre es posible vivir juntos aunque haya diferencias de religiones”.

"Debemos creer en la esperanza dentro de la desesperación de la guerra"

Como párroco, fraile y persona que ha vivido en suelo sirio durante la guerra, considera que “vivir bajo la lluvia de misiles en hospitales y escuelas es verdadero infierno”.

“Hemos estado hasta 70 días sin agua, con un 85% de paro. Es un infierno. Nuestro señor resucitado nos da esperanza para seguir adelante. Debemos creer en la esperanza dentro de la desesperación de la guerra” ha destacado Ibrahim Alsabagh.

“A pesar de todas las condiciones difíciles de vida, la fe, la alegría y el amor por Jesucristo Resucitado sigue presente” ha concluido el fraile sirio en 'La Tarde'.

Lo más visto