También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Tarde'

"Es triste no poder operar a gente que ha andado hasta 200 kms para que les atendamos"

Un equipo de cirujanos plásticos, capitaneados por el Dr. Carlos Laredo, operan en Monrovia a pacientes sin recursos en el Hospital de la Orden de San Juan de Dios.

  Foto Orden de San Juan de Dios
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Y acaban de hacer feliz a una pequeña de cuatro años, Guarni Lauratta que con apenas un añito se quemó la mano. Desde entonces ha visto como su manita se iba enterrando en su antebrazo y donde debería tener  los deditos, tiene una masa de carne deforme. Pero Guarni ha tenido suerte porque ha sido operada por el equipo de cirujanos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Al frente de los doctores se encuentra Carlos Laredo, médico del servicio de Cirugía Plástica del Hospital General Universitario de Alicante, "la niña está bien, la madre no puede dejar de abrazarnos al ver que tiene dedos, que tenía una mano como hacía tres años que no la había visto. Es habitual este tipo de quemaduras que, al no tener medios para curarlas, hacen retracciones cicatriciales muy agresivas, se va encogiendo la mano y busca su ubicación en el antebrazo y aparece un muñón con unos dedos. Le hemos vuelto a manejar todas las articulaciones, recuperar la posición de todas ellas e individualizar cada dedo para aprovechar la funcionalidad y una de las ventajas que tienen los niños es que funcionalmente son muy activos y esa actividad hay que aprovecharla".

Los cirujanos españoles están atendiendo cosas que nunca imaginaban iban a ver ni operar y se están encontrando en Monrovia, "lo más habitual son secuelas por quemaduras, pero tenemos heridas por armas de fuego, patologías congénitas muy raras con las que nacen los niños y al no ser tratadas van evolucionando según crecen los niños, estamos viendo de todo", explica el doctor Laredo que asegura que han formado un equipo compacto", creado a conciencia sabiendo las necesidades que nos íbamos a encontrar para abarcar lo que nos viene, cuatro cirujanos plásticos y un anestesista (Fran García Bernal, Javier Regalado, Carlos Laredo, Leopoldo Navarro y Juan Fernando García)".

La cantidad de pacientes "ha superado nuestras expectativas, calculábamos que íbamos a tener unos cien, pero cuando llegamos ya había gente por la noche haciendo cola, hemos tenido que hacer una labor de selección y es muy duro, damos prioridad a los niños y estamos diciendo que no a cirugías largas de 10-12 horas. Es duro y el problema es que seguimos operando y llega gente que ha venido andando hasta 200 kms. Es muy duro y a la vez muy gratificante" dice el doctor Laredo.

A la vez los cirujanos españoles están instruyendo a médicos de Monrovia para que hagan el seguimiento de los pacientes y sobre los hermanos de la Orden de San Juan de Dios que dirigen el Hospital, el doctor Laredo afirma, "el mérito es de ellos, hacen un trabajo increíble, nosotros estamos 12-14 horas diarias sin parar, pero ellos están aquí todo el año a todas horas, el mérito es suyo".

Lo más visto