También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Tarde'

"No tenía dónde dormir, por suerte mi ex mujer me ayudó a salir adelante"

Gracias a la iniciativa 'Un techo, una noche', que ofrece a personas sin hogar un techo bajo el que vivir

 

Tags

"Soy Alejandro y tengo 47 años. He tenido una vida acomodada y normalizada. Al terminar el colegio tuve la oportunidad de estudiar una carrera, Derecho, pero nunca llegué a ejercer. En la vida hay circunstancias de las que ninguno estamos exentos. En mi caso no tengo miedo en reconocerlo, tuve problemas con el alcohol. Esto hizo que tuviera dificultades en casa, mi mujer y yo nos divorciamos. A raíz de una enfermedad que tuve, sumado a problemas familiares, me veo en circunstancias adversas. Al salir del hospital, no sabía a dónde ir. El único sitio que me quedaba era la calle. Por fortuna mi ex mujer me ayudó a salir de esta situación, se comportó fenomenal conmigo y me consiguió un techo bajo el que dormir". Me puso en contacto con Gabriel, uno de los promotores de la iniciativa 'un techo, una noche'.

"Somos una serie de personas que ayudamos en lo que se puede. Buscamos gente sin hogar para ofrecerles un techo"

En 'La Tarde' hemos tenido la oportunidad de hablar con él para que nos explique en qué consiste esta iniciativa: "Somos una serie de personas que ayudamos en lo que se puede. Buscamos gente sin hogar para ofrecerles un techo". La idea de Gabriel y de su mujer, pero la ayuda de otras personas ha sido fundamental: "Cuando se enteraron las monjas de San Antón empezaron a ayudar, ofreciéndonos las llaves de dos locales en lo que instalar camas. Gracias a ellas comenzamos a recibir gente". 

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Alejandro y Gabriel

Hay que dejar claro que no son una ONG, sino un grupo de personas que ayudan en lo que pueden: "Somos 20 personas de todas las edades y sexos. Dentro del grupo hay profesores, médicos, un psicólogo que ofrece terapia gratuita y un pescadero que nos regala pescado dos veces la semana". El alquiler del piso, la luz, el agua corre a cargo de estas personas: "Lo que hemos hecho ha sido alquilar un piso en el que comen varios, y otro piso que vamos a abrir para mujeres". Su principio es el de compartir coche, sueldo, y todo lo que necesiten.

"Nosotros sembramos pero no recogemos"

Para ayudar a salir adelante a estas personas que por unas razones o por otras han tenido que vivir en la calle por un tiempo: "Son personas que van a salir adelante. De todas formas no tenemos un criterio equivalente al de todos los trabajadores sociales, tratamos a las personas de la mejor forma posible. Nosotros sembramos pero no recogemos"

Lo más visto