También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Tarde'

¿Se puede ser adicto a los videojuegos?

Hablamos de la adicción a los videojuegos y su relación con otras dependencias

 

Los videojuegos se han convertido en una parte fundamental del día a día. Normalmente los asociamos con el niño o adolescente mirando fijamente la pantalla de la videoconsola o el ordenador. Pero cada vez más adultos juegan en el móvil o en la tablet a una oferta que cada año es más y más amplia y variada. 

Este aumento en el uso ha implicado también un aumento en el abuso. La Organización Mundial de la Salud va a tratar la adicción a los videojuegos como una enfermedad en su próxima versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades. Un trastorno que en el borrador de este informe se define como "un patrón de comportamiento que se caracteriza por un control disminuido sobre el juego, hasta el extremo de que el videojuego es más importante que otros intereses y actividades diarias."

"Cuando dejas actividades laborales o sociales por seguir jugando hay un problema.”

¿Cómo podemos detectar esta adicción? Nos lo ha explicado en 'La Tarde' el director terapéutico del Centro Elphis de Madrid, Enrique Sanz: “Hay una delgadísima línea que es imposible de ver con anticipación. En el momento en el que interfiere en el buen funcionamiento de la vida, en el que dejas de atender actividades laborales o sociales por seguir jugando hay un problema con el juego.”

El primer paso para cualquiera que sufra una adicción de este tipo es pedir ayuda. “Todo parte por ayudarles a desintoxicarse del juego. Luego hay que reeducarlos, porque al juego no se puede renunciar absolutamente.”

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Enrique Sanz en 'La Tarde'

El tratamiento no solo debe enfocarse en el propio adicto, también en los que le rodean: “La familia es el daño colateral más grave de la enfermedad. Trabajamos con paciente y familia porque las personas más cercanas están machacadas y necesitan ayuda también.”

Las adicciones, aunque con particularidades, tienen un patrón común: “El tratamiento para las adicciones es el mismo, pero con matices. El efecto de evasión placentera es el mismo químicamente. Nosotros no tratamos sustancias, sino que tratamos una enfermedad: La adicción. Les decimos a los pacientes que pueden seguir matándose a solas o recuperar su vida”.

Una situación que Enrique conoce bien, porque la ha vivido en sus propias carnes: “Tenía un problema con la cocaína. Mi vida era una vida como la de cualquiera hasta que las drogas se cruzaron. Empezó como uso recreativo, luego fue un hábito diario para tapar muchas carencias en mi vida. Ahora me dedico a ayudar a personas que pasan por lo mismo que pasé yo.”

Pedir ayuda a un especialista en cuanto se detecte un problema es el primer paso para recuperar tu vida.

Lo más visto