También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

"Me pegó un puñetazo en la cara y acabé en el suelo"

El acoso en las aulas es un problema en España. La profesora de un instituto de Las Palmas nos ha contado su caso, cuya sentencia fue pionera. 

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Tags

El dato es escalofriante: Nueve de cada diez profesores sufren acoso o incluso agresiones en las aulas. Una situación que en muchos casos les obliga a abandonar las clases o pedir el traslado de los alumnos a otro instituto. Hace ocho años en Las Palmas, la profesora Esther Rodríguez sufrió una agresión por parte de una alumna menor de edad en su hora de guardia. "Los profesores de guardia estamos sometidos a presiones, cualquier cosa que le pase a un menor en estas horas va en nuestra contra", explica Esther. El incidente se produjo cuando la profesora pidió a la alumna que entrara en clase. Entonces ella: "Se enfrenta conmigo, no sabia nada de ella, y su reacción después de gritos y pataletas, es agredirme físicamente. Me pegó un puñetazo en la cara y acabé en el suelo".

"Me pegó un puñetazo en la cara y acabé en el suelo."

La sentencia fue pionera en España: Por primera vez la agresión a un profesor en clase fue tipificada como delito. La alumna, de tan solo 14 años, fue condenada a un año de libertad vigilada, y los padres a pagar una fianza de 9000 euros. Aunque ella no era partidaria de dicha sanción: "No es cuestión de dinero, dejé claro que no quería compensación económica". Ella tenía un objetivo claro tras pasar por una situación como esta: "Quería que se conociera lo que estaba ocurriendo en la enseñanza en España, y después que no me culparan de algo que yo no había hecho". Una situación trágica con la que conviven muchos profesores como Esther.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Esther Rodríguez en 'La Tarde'

El problema en muchos casos quizás no sea de los alumnos: "Los padres pretenden que la educación que no les dan a sus hijos la hagamos nosotros en las escuelas". Los que más han cambiado en los últimos años son ellos, los padres, a los que le da un último consejo: "Cuando quieran ser padres que se lo piensen bien y apliquen el sentido común". Aún así, no se muestra esperanzada y lanza este mensaje a otros profesores: "Ánimo, mucho ánimo porque esto va a ser peor".

Lo más visto