También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'LA TARDE'

La pajita que se come

Te traemos la primera pajita comestible para luchar contra el despilfarro de plástico

 

Estamos acostumbrados a verlas en bares, cafeterías, cines o restaurantes. Muchos no beben un refresco sin una de ellas. Pero las pajitas de plástico son uno de los productos más contaminantes que hay, como ha explicado en 'La Tarde' Víctor Manuel Sánchez, fundador de Sorbos: “No se trata de hacer pajitas comestibles, sino de erradicar el uso del plástico. Todos los años se vierten ocho millones de toneladas de plástico al mar, provocando la muerte de más de mil especies marinas. Las pajitas forman el 7% de ese volumen. En Estados Unidos se consumen 500 millones de pajitas diarias”.

Para luchar contra este despilfarro y poner su granito de arena por la conservación del Planeta y la limpieza de sus océanos, Sorbos fabrica pajitas en un material comestible, que permite su uso varias veces y que después no genera residuo: “Se trata de la primera pajita comestible. En contacto con la bebida no se deshace, no cambia el color ni el sabor y es sostenible”.

 “Está hecha de azúcar glas, pero ya estamos desarrollando una versión sugarfree”

De momento, está hecha para golosos, pero ya se está preparando una versión para los que están más pendientes de su salud o de su figura: “Está hecha de azúcar glas, para tener esa consistencia, pero ya estamos desarrollando una versión sugarfree que esperamos lanzar al mercado dentro de poco”.

El producto no caduca, por lo que puede ser reutilizado durante meses o años. Y cuando te canses, simplemente, te lo puedes comer. Además, puedes elegir el sabor que prefieras entre variedades como fresa, lima o manzana. También ofrecen otras opciones, como personalizarlas con la inscripción que desees. 

Lo más visto