También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Tarde' con Expósito

Héroes por un día

Javier y Alfonso comparten apellido, García; coinciden en profesión, pertenecen a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, uno es ertzaina, otro guardia civil y una coincidencia más, son héroes al salvar dos vidas, la de un agricultor y un niño.
Foto twitter Guardia Civil
Foto twitter Guardia Civil

Dos historias llenas de vida. Una ocurría el pasado 11 de mayo cuando Javier García, ertzaina fuera de servicio por una baja laboral, paseaba por el monte con su perra Nuka. Nada de particular hasta que se topan con un tractor en medio de una cuesta. Le llama la atención que no hay nadie alrededor pero que el motor del vehículo acelera lo que le llevó a acercarse y descubrir que el dueño del tractor tenía las piernas atrapadas debajo de las ruedas. Llevaba así hora y media, bajo el sol y con tanto esfuerzo agotado y sin fuerzas para gritar. Javier llamó a emergencias y mientras esperaba la ayuda comenzó a levantar, como pudo, las ruedas del vehículo. Poco a poco, a pulso, levantaba lo que podía el tractor y el herido fue sancando las piernas. Así, haciendo alzadas, durante 15 minutos hasta que llegaron bomberos y más Ertzainas. Para la familia del agricultor, Javier es un héroe. Como es héroe, también, Alfonso García para la familia del pequeño Ahmir que podía haber muerto ahogado sino hubiera intervenido a tiempo el guardia civil en una playa de Cullera. Un gran susto lo que pudo haber sido una tragedia, una perdida sin sustitución. Ahmir jugaba en la playa con su abuelo, en la misma que pasaba el día Alfonso García, miembro del Seprona de la Comandancia de Caravaca de la Cruz, de baja al estar operado de un dedo que le mantiene inmovilizado un brazo. Alfonso le ha contado a Expósito que  "supe que algo iba mal cuando el abuelo le repitió varias veces al niño que no se metiera al agua, pero en una de sus carreras, se quitó la camiseta y se metió en el agua. Al principio pensábamos que estaba nadando pero entonces el abuelo comenzo a pedir ayuda".Pese a tener el brazo inmovilizado, Alfonso se metió en el agua  y logró rescatar al pequeño Ahmir de cuatro años, "estaba morado y tenía el pulso débil, lo coloqué en posición lateral de seguridad y comencé a reanimarle y  pedí a su abuelo que permanecería junto a él para que cuando recobrara el conocimiento no se asustara". Momentos muy dificiles porque el niño tenía los ojos en blanco y no recobraba el conocimiento, por ello cuando, Ahmir despertó fue un instante de felicidad para todos. Héroes por un día

Lo más visto