También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
EN 'LA TARDE'

“Con la llegada de Trump, Cuba desea mantener el diálogo con Estados Unidos”

El arzobispo emérito de La Habana, Jaime Ortega, cree que el éxito del acuerdo entre los dos países fue gracias a la discreción

El arzobispo emérito de La Habana, Jaime Ortega, en La Tarde
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El 17 de diciembre de 2014 la bandera estadounidense volvía a izarse en la embajada de La Habana. De esta forma se retomaban las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba tras más de 50 años de distanciamiento.

Para que aquello fuera posible fue necesario un largo proceso que cristalizó gracias a la labor de cuatro personasBarack Obama, Raúl Castro, el Papa Francisco y el Cardenal Jaime Ortega, arzobispo emérito de la Archidiócesis de La Habana.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Arzobispo emérito de La Habana, Jaime Ortega, en 'La Tarde'

El Cardenal y arzobispo emérito Jaime Ortega ha reconocido en 'La Tarde' que en aquel momento el Santo Padre le pidió que fuera portador de cartas para Castro y Obama, y que hablara con ellos, "y así lo hice".

“Creo que el éxito de aquella negociación fue la discreción que la rodeó, porque no se filtraron las conversaciones” ha considerado Monseñor Jaime Ortega.

“Creo que el éxito de aquella negociación fue la discreción que la rodeó, porque no se filtraron las conversaciones”

Tras ser elegido como el mensajero para dirigirse a Raúl Castro y Barack Obama, el arzobispo emérito de La Habana quiso hacerle un homenaje al Papa, “con semillas de amor cristiano que llegara a las personas”.

“El Papa pretendía un diálogo entre dos personas, dejando a un lado los dos países y los gobiernos cubano y estadounidense”. “Él envió un mismo portador de sus cartas para ambos presidentes. Este sistema triangular de comunicación provocó un mayor acercamiento entre ambos países” ha recordado el arzobispo emérito de La Habana.

“El mundo se ha abierto poco a poco. Hay más embajadas en La Habana que en Ciudad de México. El mundo se ha abierto a Cuba”. “Esta apertura era algo necesario, porque antes se mostraba el aislamiento de un país a otro” ha asegurado el arzobispo emérito Ortega.

“El Papa pretendía un diálogo entre dos personas, dejando a un lado los gobiernos cubano y estadounidense”

“Con la llegada de Trump, Cuba por lo menos está concienciada de que quiere mantener el acuerdo y desea mantener el diálogo”. “Hay que esperar, de momento Trump va a visitar al Papa, y el tema de Cuba puede ser algo que se puede tratar de nuevo y es importante y necesario que se mantengan buenas relaciones” ha concluido Monseñor Jaime Ortega en 'La Tarde' con Expósito.

Lo más visto