También en directo
Ahora en vídeo
En 'La Tarde'

"En Brasil las niñas sufren los abusos en sus propias familias"

José Alberto Moreno es un arnedano que se siente, en parte, también de Fortaleza en Brasil donde ha conseguido levantar el Hogar Santa Mónica para niñas que han sufrido abusos sexuales y malos tratos.  

Tags

José Alberto Moreno es sacerdote y misionero de la orden de los agustinos recoletos. Tras dejar su hogar en Arnedo, La Rioja, tras ordenarse sacerdote se fue a Roma, después a Getafe y de Madrid a Brasil, concretamente en la ciudad de Fortaleza donde trabaja desde hace diez años en hacer el mundo un poquito mejor para niñas que han sufrido abusos sexuales y malos tratos.

En el Hogar Santa Mónica de los Agustinos Recoletos , hay ahora  32 chicas, "estas niñas cuando las recogemos vienen con protección judicial y eso frena, pero no solo a los proxenetas porque estas niñas han sido explotadas caseramente, la mayoría vienen de un problema muy profundo en Brasil, han sido abusadas en su propia familia, han sido vendidas por su familia. El que vengan bajo protección judicial nos da cierto amparo".

¿Qué ayuda les dais y cuando salen de allí que es de ellas? "Es como si tuvieras 32 hijas, hay que darles absolutamente de todo. Hay que darles unos pilares básicos que son la educación, vienen sin saber nada incluso niñas de 15 y 16 años que no saben ni leer ni escribir. La salud, tanto la salud del cuerpo porque vienen muy frágiles y la psicológica, y también la parte espiritual sin meternos mucho en cuestión religiosa porque no todas son católicas e intentamos respetar su mundo religioso, pero si dándoles los valores religiosos que necesitan y sobre todo dándoles la acogida, un hogar fraterno, alimentación sana, cultura, momentos de ocio... intentamos darles lo que necesitan".

Lo más visto