También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'EN EL CUADRILÁTERO DE DAVID GISTAU'

Julio, el carpintero que hizo el ataúd a Josefa 20 años antes de su muerte

Josefa fallecía el último día de agosto a los 99 años. La muerte no la pilló por sorpresa pues tenía en casa su caja mortuoria desde hacía dos décadas

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Tags

Los restos mortales Josefa Rego, Fina de Rivera como era conocida en su pueblo, la localidad lucense de Guitiriz, en un ataúd que la propia mujer, que falleció ayer a los 99 años de edad, guardó durante casi dos décadas en el salón de su casa.

Fina compró su propio ataúd poco después de morir su marido como cuenta el propietario de la funeraria de Guitiriz , "entró un día en el establecimiento y nos comentó que quería comprar su ataúd".

"Era una mujer muy divertida, muy peculiar, con la que teníamos mucha confianza", dice el dueño de la funeraria que reconoce que, en un primer momento, se negaron a venderle el ataúd que la propia mujer quería guardar en su casa hasta que llegase el momento de ocuparlo.

Al final, Fina "consiguió convencer a un carpintero local". Ese es Julio que ahora regenta un bar famoso por sus callos, el Mar Avenida. Julio ha contado en 'Herrera en COPE' que "Josefina quería un ataúd en condiciones. Habló con muchos carpinteros, al final decidí hacerlo, pero el único problema es que nadie se enterara que era un ataúd cuando le llevamos a la casa".

Julio asegura que nunca se planteó hacer ataúdes con tanta antelación, para alguien vivo, "solo he hecho este por amistad, sin cobrar, pero que nadie me venga a encargar más ataúdes" le pidió por ello para que nadie viera la caja mortuoria, "lo hice en módulos para armarlo en casa y para que no se enterara nadie".

El ataúd ha aguantado perfectamente todos estos años, "era de madera de castaño" dice el carpintero que confirma que Fina lo probó en alguna que otra ocasión "lo probó porque era una mujer muy activa, se lo forró con puntilla, hubo que hacerlo al gusto de ella".

Fina descansa ya junto a su marido en el cementerio de Guitiriz en el ataúd que se hizo a medida.

Lo más visto

  • La Estructura no se ha encontrado