También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
VIAJES CONSUMO

Uber y Cabify más baratos en trayectos medios y largos, y taxis en los cortos

Los vehículos de alquiler con conductor (VTC) como Uber o Cabify son más baratos para hacer trayectos cortos y largos, mientras que los taxis interesan más para los recorridos cortos, sobre todo de menos de dos kilómetros.

  • Agencia EFE

Los vehículos de alquiler con conductor (VTC) como Uber o Cabify son más baratos para hacer trayectos cortos y largos, mientras que los taxis interesan más para los recorridos cortos, sobre todo de menos de dos kilómetros.

Así lo asegura la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tras recopilar datos de 170 viajes en diez ciudades españolas (Barcelona, Bilbao, La Coruña, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia y Zaragoza) y evaluar la experiencia del pasajero desde que toma un coche hasta que se baja de él.

Aunque precisa que el estudio "no trata de ser un análisis exhaustivo de comparación de precios, la OCU concluye que para los trayectos medios, los coches VTC son más baratos en todos los casos, salvo en Málaga (donde el taxi mejoró en 77 céntimos a Cabify) y en Valencia (donde el taxi fue notablemente más barato).

Para los viajes largos, el estudio refleja que los coches VTC son más económicos y pone como ejemplo que cada viaje al aeropuerto puede suponer un ahorro de más de 5 euros.

La OCU cree que la competencia es buena para el consumidor, pues obliga a mejorar el servicio y abre el abanico de precios, pero precisa que "todos los operadores deben tener las mismas condiciones y regulaciones igual de exigentes" con el fin de que se garantice la libre competencia y las virtudes de un mercado competitivo.

Y concluye que el servicio de Cabify es el mejor valorado en la mayoría de las variables entre las que destaca "el impecable aspecto interior de sus vehículos, la buena conducción y la gestión automática de la factura".

Los taxis destacan por la buena recepción ante las peticiones del cliente, la visibilidad y la disponibilidad, mientras que Uber lo hace por los interiores del coche y la buena disposición del conductor, pero no por la elección del itinerario o por la factura, que en opinión de la OCU, es pobre en datos.

Como curiosidad, el informe resalta el abuso que hacen los taxistas de elementos personales como estampas religiosas, fotos familiares o símbolos deportivos, frente al aspecto neutro de los coches VTC.

Y que en los taxis de Sevilla, Valencia y Zaragoza, las plazas traseras no siempre cuentan con los tres cinturones disponibles.

Respecto a los conductores dice que tanto la vestimenta y la higiene como el saludo y el trato de los conductores de VTC "es impecable" frente al "desaliño" algo más común en los taxistas aunque, precisa, "no es la norma".

A la hora de ayudar a cargar y descargar la maleta, ninguno de los dos colectivos se muestra especialmente dispuesto y, en Zaragoza y Sevilla, fueron especialmente reticentes.

El 64 % de los conductores optó por tomar la ruta que propone Google Maps y un 18 % utilizó una alternativa igual o más corta, mientras que el 18% restante cometió algún error que, precisa la OCU, en ningún caso excedió los cinco minutos sobre el tiempo previsto.

La OCU recuerda que, a diferencia de los VTC, los taxis son servicios públicos y, por tanto, tienen el deber de hacer el trayecto, por muy corto que este sea.

En cuanto al cobro, en un 16 % de los casos no se ajustó a lo que correspondía.

Lo más visto