También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Psicosis en el mundo de la aeronáutica: un copiloto casi es succionado tras la rotura de una luna de la cabina

Hace menos de un mes, una mujer falleció tras ser aspirada por una de las ventanas del avión en el que viajaba

Psicosis en el mundo de la aeronáutica: un copiloto casi...
 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El pasado mes de abril, una mujer murió en pleno vuelo al ser parcialmente aspirada por una ventana del avión. Según las investigaciones, una pieza procedente de un motor del avión golpeó y rompió la ventanilla junto a la que se encontraba la víctima. La mujer fue succionada por la ventana del aparato debido a la pérdida violenta de la presión en la cabina.  Según relataron los testigos a los medios locales, las personas que estaban al lado de la mujer lograron reintroducirla en el aparato después de que, debido a la despresurización, sus brazos y parte de su cuerpo fuesen aspirados por la ventanilla rota. Los pasajeros intentaron taponar la ventanilla con chalecos salvavidas y otros objetos, que eran igualmente absorbidos por la presión, mientras otras personas con conocimientos de medicina atendían a los afectados.

Un mes después, un suceso similar ha vuelto a repetirse en China. Un Airbus A319 de la compañía china Sichuan Airlines tuvo que aterrizar de emergencia este martes en un aeropuerto distinto al de destino a raíz de que se rompiera uno de los cristales de la cabina de los pilotos, informó la agencia oficial Xinhua. El avión, que operaba el vuelo 3U8633 entre Chongqing (centro del país) y la capital tibetana de Lhasa (suroeste) tuvo que aterrizar a medio camino, en la capital provincial de Chengdu.

Según informaron las autoridades chinas de aviación civil, parte de la ventana de la cabina se rompió cuando el aparato sobrevolaba Chengdu, lo que obligó a la tripulación a iniciar un dispositivo de emergencia que concluyó con el aterrizaje a las 07:46 hora local de este lunes (23:46 GMT del domingo). Los 119 pasajeros del vuelo resultaron ilesos, aunque el copiloto sufrió heridas leves en su cara y cintura, y otro miembro de la tripulación también resultó herido durante el aterrizaje de emergencia.

"No hubo ninguna señal de advertencia. De repente, el parabrisas se rajó e hizo un ruido muy fuerte. Cuando me giré, vi que mi copiloto había sido succionado por la despresurización y que tenía medio cuerpo fuera", narró ya en tierra el piloto Liu Chuanjian al Chengdu Economic Daily. "Le salvó el cinturón de seguridad", añadió. Afortunadamente, el piloto pudo echarle una mano a su colega para ayudarle a que regresara a su asiento y, tras comprobar que tan solo presentaba algunos cortes en el rostro, se hizo cargo de la aeronave

Lo más visto