También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MEDITERRÁNEO INMIGRACIÓN (Previsión)

Open Arms recibe múltiples apoyos ante acusación promocionar migración ilegal

La ONG catalana Pro Activa Open Arms, que se dedica a rescatar a inmigrantes en el Mediterráneo, ha recibido hoy múltiples apoyos ante la amenaza de ser acusada de promocionar la migración ilegal, un delito castigado con entre 4 y 7 años de cárcel en Italia.

  • Agencia EFE

La ONG catalana Pro Activa Open Arms, que se dedica a rescatar a inmigrantes en el Mediterráneo, ha recibido hoy múltiples apoyos ante la amenaza de ser acusada de promocionar la migración ilegal, un delito castigado con entre 4 y 7 años de cárcel en Italia.

La Fiscalía de Catania ordenó ayer inmovilizar el barco español Open Arms y abrir una investigación por un posible delito de "promoción de la migración ilegal" a Italia, después de que la oenegé rescatara a 218 inmigrantes que habían partido de Libia y se negara a entregarlos a un guardacostas libio.

La ONG, que tiene su sede en Badalona (Barcelona), ha recibido hoy apoyos de otras ONG y de los ayuntamientos de Badalona y Barcelona, cuyas alcaldesas, Dolors Sabater y Ada Colau, han pedido que se libere el barco de la organización.

Quince eurodiputados españoles de varios partidos también han pedido la liberación del barco de Open Arms. "¿Va a realizar gestiones con el Gobierno italiano para retirar estos cargos de inmediato?", han preguntado a la Comisión Europea (CE) a través de una carta los firmantes, entre los que se encuentran eurodiputados del PP, el PSOE, Podemos, Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya, Equo, BNG, ERC y PDeCAT.

El cantautor Joan Manuel Serrat, el exbaloncestista Jordi Villacampa, los periodistas Jordi Évole, Javier Bauluz y Xavier Aldekoa, Save the Children, la actriz Leticia Dolera, el líder de Podemos Pablo Iglesias y el PSC, entre otros, también han mostrado hoy su apoyo a la ONG.

El fundador y director de Pro Activa Open Arms, Òscar Camps, ha asegurado en una rueda de prensa en Barcelona, junto a Ada Colau, que los tres miembros de la tripulación del barco "se enfrentan a penas de entre 4 y 7 años de prisión", por lo que ha subrayado que ahora la prioridad es "luchar para que no sean detenidos".

Los argumentos de las acusaciones contra los tripulantes del barco son "una excusa" con el objetivo de "bloquear la intervención de las organizaciones humanitarias" en el Mediterráneo, ha dicho Camps, que ha reconocido que por primera vez ha tenido que pedir ayuda al gobierno español para poder atracar en un puerto.

El fundador de la ONG ha explicado que la organización contactó con el cónsul español en Sicilia y fue el gobierno español quien negoció con el ejecutivo italiano que la embarcación pudiera atracar en el puerto de Pozzallo, donde el buque está ahora retenido.

"El motivo es lo de menos y le costará mucho a la fiscalía italiana demostrar todo lo que dice; entendemos que esto va mucho más allá de la decisión de un fiscal y, al final, quien va detrás es la Unión Europea", ha asegurado Camps.

La alcaldesa de Barcelona ha anunciado que la capital catalana "hará todo lo que sea útil para ayudar" y ofrecerá "apoyo jurídico" a la ONG.

"Si es un barco con bandera española, el Gobierno debe hacer todo lo posible para que las personas sean liberadas", ha dicho la alcaldesa.

El fundador de la ONG no ha descartado enviar nuevos barcos si la inmovilización de la nave se mantiene, ya que ha defendido que su misión "es rescatar a las personas que están en peligro en el mar".

Amnistía Internacional ha advertido de que el Código de Conducta Italiano para las ONG que operan en misiones de salvamento en el Mediterráneo criminaliza a las organizaciones y ha denunciado que el gobierno de Libia vulnera los derechos humanos de las personas rescatadas en el mar.

Precisamente, esta mañana una portavoz de la Comisión Europea ha llamado a respetar el código de conducta y se ha congratulado por que "el barco haya podido desembarcar el viernes y que los inmigrantes a bordo hayan recibido los cuidados que necesitan".

Desde la Comisión también han pedido "respeto al derecho internacional y al Código de Conducta Italiano", tras el incidente.

La abogada de Open Arms ha denunciado en declaraciones a Efe el procedimiento con el que se interrogó al comandante del barco. La letrada Rosa Emanuela Lo Faro ha explicado que está preparando la defensa después de que ayer se ordenara la inmovilización del barco, ya que en las próximas horas la orden tendrá que ser convalidada por un juez de investigaciones preliminares.

El incidente que ha motivado la retención del barco español se produjo fuera de aguas territoriales libias, a unas 73 millas (unos 117 kilómetros) de la costa de ese país, según Óscar Camps.

La Guardia Costera italiana explicó que la misión estaba siendo coordinada por los libios, que acusaron a la ONG de interferir en las operaciones y de violar sus aguas territoriales.

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha asegurado que las autoridades consulares trabajan para intentar "despejar cualquier problema" hacia la ONG.

"Tenemos desde ayer al consulado en Nápoles y al cónsul honorario en Catania en contacto con el capitán del barco y con los responsables de la ONG, que ya tienen una abogada allí, y están trabajando para aclarar los extremos de las acusaciones y despejar cualquier problema que haya", ha afirmado el ministro.

Lo más visto