También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LARINGECTOMÍA LABORAL

Un 47 % de los pacientes laringectomizados no vuelven a su actividad laboral

Barcelona, 12 jun (EFE).- Un 47 % de las personas que se someten a una laringectomía por un cáncer de laringe no vuelven a su actividad laboral, según el primer estudio sobre el impacto de la laringectomía en la situación laboral hecho por la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).,El estudio, elaborado en Barcelona y que publica la revista de esta entidad, 'Acta Otorrinolaringológica Española', ha analizado 116 pacientes laringectomizados por un carci

  • Agencia EFE

Un 47 % de las personas que se someten a una laringectomía por un cáncer de laringe no vuelven a su actividad laboral, según el primer estudio sobre el impacto de la laringectomía en la situación laboral hecho por la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

El estudio, elaborado en Barcelona y que publica la revista de esta entidad, 'Acta Otorrinolaringológica Española', ha analizado 116 pacientes laringectomizados por un carcinoma escamoso de laringe o hipofaringe.

El trabajo ha concluido que los factores más importantes para volver a trabajar después de la extirpación de la laringe son tener un trabajo cualificado y el uso de prótesis fonatoria como método de rehabilitación vocal.

La SEORL-CCC estima que en España, el país del mundo donde se dan más casos de cáncer de laringe, alrededor de 1.200 personas se someten cada año a una laringectomía total.

Esto implica que, al extirpar la laringe, pierden la voz, además de ocasionar otras secuelas, como la pérdida de olfato y del gusto.

Asimismo, "tiene un fuerte impacto psicológico por la pérdida de autoestima, que incluso puede conducir a depresión, además de sufrir rechazo y aislamiento", ha señalado el doctor Miquel Quer, coordinador del estudio y presidente de la SEORL-CCC.

El estudio revela que en el momento de iniciar el tratamiento el 53 % de los pacientes estaba laboralmente activo, y a los 2 años seguía trabajando el 28 % del total.

"Esto supone que el 53 % de los pacientes laboralmente activos en el momento del diagnóstico del tumor mantuvieron su actividad laboral y seguían activos dos años después", según Quer.

El estudio explica que uno de los factores que intervienen en la vuelta a la actividad laboral es el grado de cualificación, ya que el 60 % tenían profesiones de bajo grado, y el grupo más numeroso era el de los trabajadores de la construcción.

En el grupo de la cualificación más alta, el mayor número de profesionales eran ingenieros.

"El 80 % de los pacientes con profesiones de cualificación alta-intermedia se reincorporaron al trabajo, frente al 35 % de los del grupo de baja cualificación", ha comentado Quer.

La media de edad en función de la situación laboral en el momento de la intervención fue de 53 años para los laboralmente activos, de 56,5 años para los que están en situación de invalidez y de 71 años para el grupo de jubilados.

Destaca una mayor proporción de pacientes activos entre el grupo de mujeres (78 %) que entre el de los hombres (51 %).

En cuanto al método utilizado para la rehabilitación vocal, "se ha demostrado que el uso de prótesis fonatoria está asociado a un mayor retorno laboral que la erigmofonía (una forma de rehabilitación vocal)", según Quer.

La laringectomía es una de las cirugías oncológicas más mutilantes y uno de los tratamientos más frecuentes del cáncer de laringe, y el más prevalente en España dentro de los tumores de cabeza y cuello.

Lo más visto