También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LECHE MATERNA

Leche materna donada reduce 50% afección digestiva grave en bebés prematuros

La leche materna donada que alimenta a bebés prematuros extremos reduce hasta la mitad la afectación por enterocolitis necrotizante (ECN), una enfermedad digestiva grave que puede causar la muerte a los recién nacidos, según constata un estudio del Banco de Leche y el Hospital de la Vall d'Hebron.

  • Agencia EFE

La leche materna donada que alimenta a bebés prematuros extremos reduce hasta la mitad la afectación por enterocolitis necrotizante (ECN), una enfermedad digestiva grave que puede causar la muerte a los recién nacidos, según constata un estudio del Banco de Leche y el Hospital de la Vall d'Hebron.

La ECN es una de las enfermedades más graves que puede afectar al sistema digestivo todavía inmaduro de los bebés prematuros extremos, que nacen con un peso inferior a los 1.500 gramos tras menos de 32 semanas de gestación.

Se trata de una afectación que, en casos extremos, puede llegar a causar la muerte del infante, y que puede requerir drenaje o cirugía para extraer el intestino afectado.

Según el trabajo de investigación que han llevado a cabo enfermeras del Banco de Sangre y Tejidos de Vall d'Hebron, de donde depende el banco de leche materna, con la ingestión de esta leche se reducen hasta el 50 % los efectos de la enfermedad.

Para llegar a esta conclusión, el estudio ha comparado la afectación por ECN en más de 600 bebés prematuros durante dos periodos, antes y después de que se les suministrara leche materna.

En los casos de niños que nacen antes de cumplir con el tiempo normal de gestación, la primera opción de alimentación es la leche de la propia madre, pero cuando esto no es posible requieren la asistencia del banco, especialmente en las primeras 24 horas después del nacimiento.

La leche materna del banco aporta a estos bebés los nutrientes necesarios para su desarrollo y crecimiento, y es la mejor solución para ellos cuando sus madres no cuentan con leche suficiente o no se la pueden proporcionar.

Solo en 2017, según los datos recabados por el Banco de Leche Materna, 624 bebés en incubadora fueron amamantados con leche de este banco, un 21 % más que el año anterior, tras siete años de funcionamiento de este servicio que llega a las 21 unidades de Maternidad catalanas.

En total, el año pasado se distribuyeron 1.348 litros de leche procedente de 622 donantes a las maternidades de 17 hospitales, lo que supone unos 4,2 litros de media por madre.

Los datos del banco evidencian que la edad media de las mujeres donantes, que lo hacen de manera totalmente voluntaria, se sitúa cerca de los 35 años, y que realizan este servicio a partir de los dos o tres meses de nacimiento de su hijo durante un periodo que puede ir de un mes a medio año.

En Cataluña, según datos de la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT), existen unos 500 casos al año de bebés que nacen extremadamente prematuros: con un peso muy bajo, más sensibles de lo habitual a las infecciones bacterianas, y con órganos vitales en su mayoría aún inmaduros.

La leche que se les suministra cuando requieren el servicio del banco es extraída de las donantes y posteriormente procesada y almacenada a -80 grados bajo cero, tras pasar por una fase de congelación y otra de calentamiento, para eliminar los microbios que puedan afectar a los bebés, en situación muy vulnerable.

Las condiciones de almacenaje permiten guardar esta leche durante un periodo de hasta un año, y cuando debe usarse es transportada al hospital y descongelada para alimentar a los niños que lo necesiten.

Lo más visto