También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CÁNCER OVARIO (Previsión)

La cirugía especializada en cáncer de ovario puede duplicar la supervivencia

Los oncólogos aconsejan a las pacientes con cáncer de ovario que se operen por un equipo especializado porque la cirugía de alto nivel puede duplicar su supervivencia si consigue extirpar toda la enfermedad visible, aunque el tumor se haya diseminado por la cavidad abdominal.

  • Agencia EFE

Los oncólogos aconsejan a las pacientes con cáncer de ovario que se operen por un equipo especializado porque la cirugía de alto nivel puede duplicar su supervivencia si consigue extirpar toda la enfermedad visible, aunque el tumor se haya diseminado por la cavidad abdominal.

Por tanto, es pertinente, según los oncólogos, una especialización y definir los estándares de calidad en la cirugía de cáncer de ovario para implementarla en todo el país porque "tiene mucho impacto en la supervivencia de las pacientes".

Esto es lo que asegura, en el Día Mundial del Cáncer de Ovario, el presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO) y jefe de Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid, Antonio González, en una rueda de prensa en la que ha abogado por "romper el silencio" sobre este tumor que es el séptimo más frecuente entre los malignos.

Casi 3.500 casos nuevos se dan cada año entre las españolas, pero a pesar de ello es poco conocido y entre el 70 y el 80 por ciento se diagnostican cuando se encuentran en estadios avanzados de la enfermedad y ya se ha extendido por toda la cavidad abdominal.

Esto marca el pronóstico de las mujeres y hace que sea un tipo de cáncer con mucha mortalidad, según el especialista, que ha comparecido junto a Charo Hierro, presidenta de la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (Asaco), y Maite Díez, directora general de Tesauro en España, una compañía biofarmacéutica dedicada a la oncología que tiene actualmente como principal área de investigación el cáncer de ovario.

Es una "enfermedad silenciosa", según ha remarcado Díez, y lo es porque no tiene un diagnóstico precoz, como sí ocurre con el de mama, útero o cérvix.

Lo que sí puede ocurrir es que se detecte en la revisión anual ginecológica con una ecografía vaginal, pero a esa mujer "le habrá tocado la lotería", según el experto porque tiene que coincidir que en ese momento aparezca el tumor.

Hasta el momento no hay ningún programa de ecografía sistemática que haya demostrado que aumenten los diagnósticos porque el 80 % de los cánceres de ovario son "serosos de alto grado" y cuando son diagnosticados, casi desde el principio, se han extendido.

Por eso es importante difundir los síntomas, porque pueden ser "el gatillo" para iniciar un estudio de cáncer de ovario, un tumor que sufren generalmente mujeres de entre 45 y 65 años, que empiezan a notar una difícil digestión, que atribuyen a cualquier cosa.

Ese es uno de los síntomas, pero también lo son la sensación de pesadez abdominal o de dolor pélvico, síntomas urinarios, como urgencia o mayor frecuencia al orinar, falta de apetito o sensación de saciedad que aparece rápidamente o cansancio constante.

Con estos síntomas a veces acuden al médico de Atención Primaria y lo trata de forma asintomática y cuando se llega al diagnóstico puede haber pasado un mes o mes y medio y la enfermedad se ha propagado.

"Hay que mentalizar a la población de que una mujer que tenga síntomas abdominales inespecíficos que persisten durante tres o cuatro semanas tiene que saber por qué es. Eso ya no es porque le haya sentado mal una comida. Deben hacerle las pruebas necesarias que descarten o confirmen el diagnóstico", ha advertido el oncólogo.

"Es esencial -ha proseguido- que mujeres y médicos de cabecera estén al corriente de estos síntomas y tengan en mente la posibilidad de que, detrás de ellos, se encuentre el desarrollo de un cáncer de ovario".

Si se trata de un cáncer de ovario, el tratamiento consiste en cirugía más quimioterapia con platino, al que la mayoría de los pacientes responden bien en las fases iniciales de la enfermedad.

Sin embargo, en el 50-80 % de los casos, dependiendo del estadio, el diagnóstico y el resultado de la primera cirugía, la enfermedad suele reaparecer, según González.

La causa exacta de este cáncer se desconoce, aunque se han identificado algunos factores de riesgo como antecedentes familiares, mutaciones genéticas, terapias de reemplazo hormonal, la aparición de la menstruación antes de los doce años y de la menopausia después de los 55, el recurso a tratamientos de fertilidad, el tabaco, la obesidad, el síndrome de Lynch y los antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica.