También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
BIOMEDICINA CALAMAR

Biomat desarrolla estructuras para medicina regenerativa a partir del calamar

El grupo Biomat de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) desarrolla un material a partir de la quitina de las plumas de calamar para elaborar, mediante impresoras 3D, las estructuras sobre las que se depositan y fijan tejidos que se implantan en una fractura ósea, así como otras aplicaciones para la medicina regenerativa.

  • Agencia EFE

El grupo Biomat de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) desarrolla un material a partir de la quitina de las plumas de calamar para elaborar, mediante impresoras 3D, las estructuras sobre las que se depositan y fijan tejidos que se implantan en una fractura ósea, así como otras aplicaciones para la medicina regenerativa.

El grupo de Biomat, dirigido por el investigador Pablo Guerrero, trabaja en la obtención de quitina a partir de fuentes alternativas, como los residuos de la industria conservera para elaborar materiales que pueden presentarse en diferentes formatos como "polvo, hidrogel o film" con el propósito de ser utilizados en una "amplia gama" de usos biomédicos.

Según ha explicado en declaraciones a EFE Pablo Guerrero, la quitina es el segundo polímero natural más abundante del mundo tras la celulosa y está presente en el exoesqueleto de insectos, arácnidos y crustáceos, entre otros.

Uno de los objetivos del grupo Biomat, integrado por investigadores de Ingeniería Química, Física Aplicada, Organización de Empresas y Matemática Aplicada de la UPV, es desarrollar nuevos materiales para formular hidrogeles similares a los tejidos biológicos, de forma que puedan tener unas propiedades específicas para poder interactuar con células y fármacos.

El nuevo material se puede utilizar en la elaboración de los denominados "andamios", las estructuras sobre las que se fijan los tejidos que se utilizan en medicina regenerativa, mediante la impresión en 3D.

"Existe la necesidad de desarrollar nuevos materiales para fabricar estructuras en tres dimensiones", afirma Guerrero, quien asegura que el reto "no está solo en la tecnología 3D sino en los materiales que se utilizan para alimentar" estos dispositivos de copia en tres dimensiones.

La ventaja de los "andamios" basados en proteínas o en quitina es que son "biocompatibles" con los tejidos, no son citotóxicos, por lo que se evitan respuestas adversas en el organismo, tienen las propiedades requeridas para cada tipo de aplicación, así como una porosidad y una morfología apropiadas para favorecer el crecimiento celular y el transporte de nutrientes y moléculas.

Lo más visto