También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CÁNCER FERTILIDAD

Baby Beatles asesora a 60 mujeres que quieren ser madres tras cáncer de mama

Barcelona, 17 mar (EFE).- La Asociación Baby Beatles ha asesorado el último año a unas 60 mujeres de España y Latinoamérica que quieren ser madres tras padecer un cáncer de mama y que no disponen de los recursos económicos suficientes, a una de las cuales se le ha subvencionado el tratamiento de fertilidad y ya está embarazada.,En una entrevista con EFE, la impulsora de Baby Beatles, Teresa Ferreiro, ha explicado que tras vivir un cáncer de mama pudo hacer realidad su deseo de ser madre gracias

  • Agencia EFE

La Asociación Baby Beatles ha asesorado el último año a unas 60 mujeres de España y Latinoamérica que quieren ser madres tras padecer un cáncer de mama y que no disponen de los recursos económicos suficientes, a una de las cuales se le ha subvencionado el tratamiento de fertilidad y ya está embarazada.

En una entrevista con EFE, la impulsora de Baby Beatles, Teresa Ferreiro, ha explicado que tras vivir un cáncer de mama pudo hacer realidad su deseo de ser madre gracias a un gran equipo de médicos que la apoyó y asesoró y que el objetivo de la asociación es ofrecer a mujeres sin recursos las mismas posibilidades.

Esta asociación, inédita en el ámbito español y europeo, anima a las mujeres que deseen ser madres a que "no tiren la toalla porque es posible".

"Hemos comenzado tratando a mujeres que han tenido un cáncer de mama porque es el que afecta a un porcentaje más alto de mujeres y es el que tuve yo y, por tanto, es un campo en el que disponemos de los contactos y conocimientos para formar un equipo de médicos y expertos profesionales", ha indicado.

Teresa Ferreiro, que se dedica profesionalmente, entre otras cosas, al "coaching" profesional, ha añadido que "no podemos abarcarlo todo y consideramos que es mejor centrar nuestra energía en un cáncer específico".

El cáncer de mama afecta cada vez a más mujeres jóvenes y su porcentaje de supervivencia aumenta también cada vez más, gracias a la investigación y a la involucración de la paciente, ha razonado.

"Y aún así queda mucho por hacer", ha añadido, porque no se trata solo de superar el cáncer sino también sus secuelas, entre ellas, la fertilidad.

Muchas mujeres en edad fértil ven cómo sus oportunidades de ser madres se desvanecen tras un tratamiento de quimioterapia o radioterapia o, cuando consiguen superar el cáncer, son mayores de la edad que permite el Servicio Catalán de la Salud para acceder a tratamientos de fertilidad (entre 38 y 40 años, según la técnica más adecuada).

Baby Beatles está en contacto con la mayoría de clínicas de fertilidad existentes en Cataluña -"no pertenecemos a nadie", ha subrayado la presidenta- y con algunas se mantienen conversaciones para rebajar el coste del tratamiento, ha precisado.

Desde que se puso en marcha la asociación hace poco más de un año, han recibido consultas de mujeres de Madrid, Santiago de Compostela y Zaragoza y también de Italia, Suiza y algún país de Latinoamérica, muchas de las cuales "lo que necesitan es que las escuchen y orienten, sin juzgar y con comprensión", ha opinado Teresa Ferreiro.

También ha lamentado que "algunas mujeres aún reciben opiniones contrarias a un embarazo por parte de sus oncólogos, tras el cáncer", una posición que no se basa en evidencias científicas, ha asegurado.

Entre el equipo de la asociación se encuentran la reputada oncóloga Cristina Saura, jefa de la Unidad de Mama de Oncología Médica del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, y el experto en fertilidad de la Unidad de Medicina Reproductiva del mismo centro, Josep Maria Gris.

Los tratamientos más habituales que se realizan en las unidades de reproducción asistida van desde técnicas como la inseminación artificial, que consiste en ver cuando la mujer va a ovular mediante una ecografía, y depositar la muestra de semen dentro de la cavidad uterina en el momento más adecuado y en las mejores condiciones posibles, hasta técnicas de reproducción asistida más avanzadas como la fecundación in vitro.

Habitualmente lo que se hace es estimular la ovulación durante ocho o diez días, se extraen los óvulos y, a partir de ese momento, en función de la calidad de la muestra de semen, se hacen técnicas de fecundación in vitro.

Estas técnicas consisten en poner óvulos y espermatozoides en contacto, o bien, por cada óvulo, se coge un espermatozoide bueno y se inyecta dentro del ovocito. Esas técnicas se denominan microinyección espermática.

Lo más visto