También en directo
Ahora en vídeo

Sin micrófonos

  • cmp-last-audios-header:lista con un numero insuficiente de elementos
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SIN MICRÓFONOS

Los difíciles retos de Sánchez en Interior

LOS CIUDADANOS DEJAN FLORES Y VELAS EN LAS RAMBLAS PARA...
Aspecto de las Ramblas desde la plaza Cataluña con un fuerte dispositivo de seguridad | EFE

En un nivel de alerta antiterrorista 4 sobre 5 y con el desafío secesionista como otra de las grandes cuestiones de los servicios de información y policiales, interinidad y cambios son los peores compañeros de viaje de un Ministerio del interior que, hace solo seis meses, nombraba a la última cúpula de Policía y Guardia Civil. Culminaba así la reestructuración aprobada por Consejo de ministros cuatro meses antes, en pleno verano. Cuatro jefaturas centrales en cada uno de los cuerpos han sustituido a lo que se denominó hasta ahora la Dirección Adjunta Operativa de cada Institución, a las ordenes directas del director general o cargo político.

En ámbitos de Interior se da por hecho que estas estructuras van a ser eliminadas por la nueva administración de Sánchez. De hecho varios de los nuevos comisarios que accedieron a esas jefaturas centrales e incluso alguno de los generales que ocupan una plaza similar en la benemérita han sido señalados como personas con especial cercanía con determinados cargos del PP o el propio ministro Zoido.

Habrá que esperar acontecimientos, pero Mónica Gracia, secretaria general del principal sindicato policial, el sup, pide ya “medir muy bien esos pasos. No puede ser que cada nuevo ministro se cargue de una atacada cualquier comisario con un puesto de responsabilidad. Es lógico -añade- con los cargos políticos, pero no con cualquier subordinado operativo”. De hecho, Interior acaba de cubrir importantes plazas como Comisarios generales, Jefes superiores o jefes de Comandancia. Esa cúpulas trabajan ya en el desarrollo de la Ley de Personal, entre otras cuestiones y temen un parón en sus trabajos que podrían verse nuevamente sorprendidos en cuestión de meses para volver a sufrir un nuevo relevo en el Gobierno. “Esa provisionalidad no ayuda nada en materia de seguridad”, dicen fuentes policiales.

El ministerio del Interior trabajaba en este momento en un reforzamiento de los dispositivos policiales de Información de cara al envite secesionista. Así ocurre en el caso de la Policía Nacional. La Guardia Civil ya mantenía un despliegue importante en ese frente que ha llevado a numerosas operaciones de la benemérita a lo largo de los últimos meses. Importante fue también la intervención de la Comisaria General de Información, el 26 de octubre de 2017, que impidió la destrucción, a manos de los Mossos, de varias cajas de documentos relacionados con el procés en San Adriá de Besós (Barcelona).

Desde los sindicatos policiales la inquietud se traslada de forma especial al acuerdo salarial firmado con el gobierno de Rajoy, tras enormes dificultades, y recogido en los Presupuestos Generales del Estado aun pendientes de aprobar. En septiembre esperan cobrar la primera nómina de la equiparación salarial con los policías autonómicos. Eso, dicen, no se puede tocar. Esperan.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado