También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Iglesias cree que Rajoy y Puigdemont tiene la "obligación" de mantener hoy "una conversación telefónica

Reunión Pablo Iglesias y Miguel Ángel Revilla
Reunión Miguel Ángel Revilla y Pablo Iglesias
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha apostado por el "diálogo" para solucionar el problema generado en Cataluña ante el desafío independentista y la posible aplicación del artículo 155 de la Constitución, y ha hecho un último llamamiento a ese diálogo. Cree que hoy, tanto el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, como el de la Generalitat, Carles Puigdemont, tienen la "obligación" de "descolgar el teléfono y ponerse a hablar, que no lo han hecho todavía".

"Quiero pensar que son dos personas lo suficientemente sensatas como para que después de esa conversación telefónica se pueda llegar a un mínimo acuerdo que nos dé aire a todos ciudadanos, de España y de Cataluña, para que se puedan construir espacios de diálogo", ha expresado el líder morado en Santander, antes de reunirse, en la sede del Gobierno, con el presidente cántabro, el regionalista Miguel Ángel Revilla, aprovechando su presencia en la región para participar esta tarde en un acto del partido.

En declaraciones a los periodistas antes de ese encuentro, Iglesias ha considerado que, en política, "nunca hay que dar nada por perdido", y ha apuntado a continuación que tanto Rajoy como Puigdemont tienen la "obligación" de hablar y hacerlo, ha remarcado, "antes de lo que tenga que ocurrir en el Parlament y en el Senado".

"Tienen que tener una conversación telefónica", ha insistido el máximo representante de Podemos, para quien no es "aceptable" que en democracia los presidentes "no descuelguen el teléfono" para mantener una conversación "sensata".

Además, ha aprovechado su comparecencia ante los medios para reiterar su postura, contraria a la aplicación del artículo 155, que "rompería" la autonomía catalana, pero también a una declaración de independencia que, además de "ilegal", sería "ilegítima", en tanto que las elecciones podrían ayudar a ganar tiempo para el diálogo, pero no solucionarían el problema.

Frente a esto, ha apostado por salidas "democráticas" y por que, en momentos como el actual, "la razón" se imponga a las "pasiones". "Hace falta altura de Estado", ha reivindicado.

Tras esto, Iglesias ha considerado que los independentistas lograron en Cataluña un resultado electoral "muy importante", que les da "derecho a gobernar", pero no a "declarar la independencia", que sería "ilegal". Y aunque la movilización del 1 de octubre fue "muy importante" y se produjo en condiciones "épicas" además, a juicio del partido morado y su principal dirigente eso no "legitima ninguna declaración de independencia".

Pero tampoco son partidarios de que el PP, que tiene "poco más" que el 8 por ciento de los votos en esa Comunidad, "se convierta de facto en el partido que gobierna en Cataluña".

"Convertir a Rajoy en virrey de Cataluña, a Zoido en jefe de los Mossos d'Esquadra, a Montoro -que hizo una amnistía fiscal declarada inconstitucional- en jefe de las finanzas catalanas seguramente no es lo que más ayuda a resolver el conflicto, sino a echar más leña al fuego", ha avisado el secretario general de Podemos, contrario a que el Ejecutivo nacional opte por "suprimir" la autonomía en Cataluña.

En su opinión, la aplicación del artículo 155 "rompería una de las claves" del acuerdo político y de convivencia que se hizo en España hace 40 años: la constitución territorial. "Suprimir la autonomía de Cataluña e interpretar ese artículo de manera tan extensa puede contribuir a hacer mucho daño a Cataluña y a la democracia española", ha advertido Iglesias, para quien otra de las salidas que están sobre la mesa, la convocatoria de elecciones, podría contribuir a "ganar tiempo para el diálogo", aunque no ayudaría a que se "solucionen los problemas".

En este punto, ha sentenciado que en nuestro país hay un "problema político" que hay que "asumir cogiendo el toro por los cuernos". Y ese problema se basa en que una parte "muy importante" de los catalanes -que no "la mayoría"- "se quieren ir de España", mientras que hace "algunos años" los independentistas eran "muchos menos", ha contrastado.

Ante esto, Pablo Iglesias piensa que hay que preguntarse "por qué" se quieren ir. Y él cree que "la razón fundamental" de este hecho "se llama Partido Popular". Al hilo, ha añadido que en la actualidad, y "por desgracia, lo que tenemos en La Moncloa es un grupo de corruptos que tratan de tapar con la Bandera su corrupción".

"Que una bandera, la Bandera de todos los españoles, esté tapando la sede del PP, que fue reformada con dinero negro, es una metáfora de lo que está pasando en este país", ha considerado el dirigente de Podemos, justo antes de criticar que "algunos no se envuelven en la bandera para defender" -ha citado- a las personas desahucidas, que los bancos tengan que devolver el dinero que les "prestamos los españoles", o que los policías y guardias civiles tengan derecho a chalecos antibalas y equiparación salarial. Pero "se la ponen para tratar de tapar su corrupción", se ha quejado en alusión a los 'populares'.

"Nosotros, por eso, vamos a seguir defendiendo España", ha proclamado Pablo Iglesias. "España se defiende defendiendo la plurinacionalidad, a sus ciudadanos, los servicios públicos" y, a propósito de lo que está pasando en Cataluña, se hace, además, "defendiendo el diálogo y las soluciones democráticas".

Así, a su juicio, defender nuestro país consiste en defender que es "plurinacional", "muy complejo" desde el punto de vista territorial y defender por tanto que "España es plural y diversa". Y esto implica, a su entender, "escuchar al que piensa diferente" y "apostar" por el acuerdo, el diálogo y las soluciones democráticas que los moradas proclaman.

Y lo hacen, dice su líder, "quizá porque somos una fuerza política que se parece a España, que intenta seducir antes que imponer, que intenta convencer antes que golpear". Y por eso cree que Podemos ganó "dos veces" las elecciones generales a los independentistas catalanes, como también venció en el País Vasco.

"Hay una nueva España del siglo XXI que apuesta por convencer, por dialogar, por reconocer la diferencia", ha reflexionado Iglesias, partidario de un referéndum "legal, pactado y con garantías". Referéndum que está "convencido" de que los morados se lo van a "ganar" a los independentistas, pero "en las urnas, no con imposiciones", ha concluido.

Lo más visto