También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Santoral del sábado, 31 de diciembre de 2016

Octava de Navidad (VII).-San Silvestre

Hoy, última jornada de 2016, es VII Día de la Octava de Navidad. La manifestación de Dios a los hombres en un portal, ha llevado a poner los ojos en ese Misterio Salvador que nos hace a todos hijos adoptivos para participar de la vida divina y ser herederos del Cielo.

Y de la misma forma que los coros angélicos cantan el Gloria in Excelsis Deo, y los pastores llegan con presentes a la cueva, Simeón que es un varón piadoso, acude al Templo cuando los padres entran con el Niño Jesús para presentarle. El Espíritu Santo le ha asegurado que no moriría sin ver al Esperado por generaciones. Ahora sí que puede el Señor dejar a su siervo irse en paz. Porque sus ojos han visto al Salvador, a quien ha presentado a todos los pueblos: La Luz que alumbra a todos los hombres, y la gloria de Israel, el Pueblo Elegido desde la Antigua Alianza. ¡Oh Cetro de la Casa de Israel, que vienes a iluminar a quienes viven en tinieblas y en sombras de muerte!¡Ven a restaurarnos con el poder de tu brazo! ¡Que brille tu rostro y nos salve! Pero, en este día, la Iglesia honra a San Silvestre. Elegido Papa, rigió a la Iglesia Universal desde el año 314, durante el Imperio de Constantino El Grande. Después del Edicto de Milán, cesa la persecución a los cristianos, pero no faltan dificultades en la nave de la Iglesia, para poner de manifiesto la Fuerza del Espíritu que es quien suscita a este Pontífice para hacer frente al arrianismo, que negaba la divinidad de Cristo, y el donatismo, que afirmaba que los pecadores no podían ser miembros de la Iglesia. El Concilio de Nicea, convocado el 325, condenó estas herejías. Silvestre, Pastor de la Iglesia de Cristo, morirá el año 355. Iconografía: Continúa la contemplación del Belén.

Lo más visto