También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'El Espejo'

“La Madre Nazaria no sólo quería seguir al Señor, sino que además quería anunciarlo llevándolo a todos los rincones del mundo”

La Hna. Joaquina Lozano, miembro del Consejo General de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, nos habla de la figura de su fundadora, la Beata Madre Nazaria Ignacia March, que va a ser canonizada.

Escucha la entrevista a la Hna. Joaquina Lozano, de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia en El Espejo

La primera experiencia religiosa de la Madre Nazaria fue en América. Aunque madrileña, su familia tuvo que emigrar a México por los problemas económicos como consecuencia de los negocios del padre. “Es en el barco donde la Madre Nazaria conoce a las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, con las que ingresa”, recuerda la Hermana Joaquina.

Esa primera Congregación, la de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, la envía a Bolivia, donde deja un rastro indeleble y funda la Congregación de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia. “Los obispos bolivianos han puesto mucho interés en este proceso de canonización. La Madre Nazaria ha sido nombrada 'testigo misionero' del Congreso Misionero Americano y a los obispos les gustaría que la canonización coincidiera con la celebración del Congreso”, señala la Hermana Joaquina.

Nazaria desde pequeña tuvo una fuerte vocación misionera. No sólo quería seguir al Señor, sino que además quería anunciarlo llevándolo a todos los rincones del mundo”, afirma la Hermana Joaquina, que asegura que “ya en sus diferentes tareas como HermanitaNazaria descubre la situación social que vive la gente, que tiene hambre de Dios, hambre de pan y hambre de cultura. Es ahí cuando decide salir y fundar nuestra Congregación”.

“Los carismas fundamentales de nuestra Congregación son, por una parte, un profundo amor a la Iglesia y luego una nota esencial en nosotras, que es la de acercarnos a la calle, salir a la realidad, donde la gente nos necesita, especialmente los más pobres”, explica la religiosa.

En plena Guerra Civil Española, la Congregación de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia llega a nuestro país. “Si hay una característica de la Madre Nazaria es su valentía, su audacia, su riesgo”, asevera la Hermana Joaquina, que también cuenta como algunas de las primeras religiosas de la Congregación estuvieron a punto de morir a causa de su fe. “Estaban preparadas para ser fusiladas en la Casa de Madrid, en Carabanchel, pero la Casa estaba bajo la protección del Consulado de Uruguay, y eso fue lo que las salvó”, dice la Hermana Joaquina.

La Congregación de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia está presente actualmente en 21 países de América LatinaCentroaméricaÁfrica y en la India, siempre al cuidado de los más pobres en escuelas, dispensarios, casas de Ejercicios... La acción social de la mujer también tiene un papel preponderante en las obras de la Congregación.

Lo más visto