También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Cuando Dios sale a pasear por Toledo

El jueves 31 de mayo mientras media España estaba pendiente del debate de la moción de censura en el Congreso de los Diputados se producía un acontecimiento histórico: cientos de personas acompañaban a Dios que paseaba por Toledo el día del Corpus Christi

 

Son casi las nueve de la mañana. Es fiesta en Toledo -Corpus Christi- pero aún así, las calles están llenas de gente pese a las horas. Las calles empedradas huelen a incienso y la gente se abre camino como puede hacia la Catedral. ¿Qué pasa entre los muros de esta pequeña ciudad medieval para que haya tanta expectación?

Mientras tanto, a unos kilómetros, la capital de España se prepara para el debate de la moción de censura. Son tiempos convulsos para los españoles: la política llena los telediarios y las portadas de los periódicos. Un año sin gobierno, el problema catalán, presupuestos...

Pero Toledo en este jueves 31 de mayo es otra cosa. En los bares nadie habla de política y las mujeres, hombres y niños se han vestido de gala. Las calles están alfombradas con pétalos de rosa y cubiertas por unos toldos que protegen a la gente del sol. Los balcones lucen estandartes de todos los colores, el escudo de la ciudad se ve en todas partes y la gente sonríe.

Son las once de la mañana y España continúa en vilo, o no tanto, viendo como se avecinan cambios importantes. Mientras tanto la Catedral de Toledo ha abierto sus puertas y se va ha producir el acontecimiento. Un grupo de militares forma en la puerta. La policía trata de contener a las personas que se asoman como pueden al final de las callejuelas que colindan con la Puerta Llana. Suena el himno nacional y sucede: Dios se asoma pequeñito de entre las profundidades de la catedral y sale a la luz de Toledo, entre los aplausos de la multitud. 

Es Corpus Christi. Jesús está ahí, entre la gente. En un trozo de pan. Y Toledo se viste de gala para reibirle durante toda la mañana. La Plaza de Zocodover está a reventar de gente esperando al que viene en la custodia. 

Lo más visto