También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Santoral del lunes, 22 de agosto de 2016

La Coronación de la Virgen

Hoy celebramos la Coronación de la Virgen. Ocho días después de celebrar su Asunción a los Cielos, María es Coronada como Reina y Señora de Cielos y tierra, un hecho que se medita en el quinto misterio glorioso.

Esta Fiesta fue instituida por el Papa Pío XII en 1955, después  de haber proclamado el Dogma de la Asunción de la Virgen en Cuerpo y Alma a los Cielos. De esta forma propone el amor a María Reina cuyo título el hace estar unida a su Hijo al que celebramos como Rey del Universo al final de Año Litúrgico. Alégrate María, llena de Gracia porque el Señor está contigo. Tú eres la alegría de Israel, el orgullo de nuestra raza. En verdad el Señor ha hecho obras grandes en Ti. Su Nombre es Eterno, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo, dispersando a los soberbios de corazón y colmando a los hambrientos de hambre y sed de justicia, anhelantes de salvación. En verdad el Señor Dios de Israel ha mantenido su promesa y su Palabra en favor de Abrahán y su descendencia. Así dispersa a los soberbios de corazón, derribando del trono a los poderosos y enalteciendo a los humildes. Colma a los necesitados de bienes, despidiendo vacíos a los codiciosos. María enaltecida y exaltada sobre los coros angélicos y celestiales, es Prototipo de la humanidad futura reconciliada en el Amor por la Sangre de Cristo en la Cruz. Desde el Cielo nos contempla a todos nosotros, que somos sus hijos, e intercede por cada uno de los hombres, mostrándonos a Jesús, Fruto bendito de su vientre. Así es la Abogada Nuestra que nos lleva a la Tierra de Promisión. Iconografía: Se le representa en el momento de la Coronación ante las Tres Personas de la Trinidad y los coros angélicos. Otros Santos: Marcial, Saturnino y Felipe Benicio.

Lo más visto