También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Puigdemont, acorralado por una profesora danesa

Carles Puigdemont y la profesor Marlene Wind durante el coloquio....
Carles Puigdemont y la profesor Marlene Wind durante el coloquio. EFE | Carles Puigdemont y la profesor Marlene Wind durante el coloquio. EFE
  • Agencias

Puigdemont ha ido a exportar el mensaje independentista a Copenhague pero se ha visto acorralado por la profesora Marlene Wind. El expresidente de la Generalidad se ha enfrentado este lunes a incómodas preguntas sobre la lógica y el futuro del movimiento independentista en el coloquio organizado por la Universidad de Copenhague, a donde viajó en su primera salida de Bélgica desde que huyó de España.

Tras un discurso inicial en inglés, comenzó el turno de preguntas de los profesores Christian F. Rosbøll y Marlene Wind, figura mediática en Dinamarca que avanzó que quería provocar.

La profesora interrogó al expresidente sobre su definición de "democracia" y si creía que se reducía a la celebración de referendos o también incluía "el estado de derecho y la Constitución": "Votasteis también a favor de la Constitución. ¿No debe ser también respetada? ¿No es eso también democracia?".

Wind cuestionó la "legitimidad" del referendo del 1 de octubre ya que sólo el 43 % de la población participó y le preguntó quién garantiza que se escucha y se respetan los derechos de los no independentistas.

Rechazó además que se pudiera comparar a España con países como Polonia o Hungría, en cuanto al respeto del estado de derecho.

Al comenzar su intervención había reconocido que no era una experta en la política española y Puigdemont, al empezar a responderle, le espetó un "estoy de acuerdo", lo que fue recibido con aplausos por su seguidores.

Puigdemont respondió a la mayoría de las preguntas de forma conjunta, asegurando que las fronteras no son el objetivo de los independentistas, y reiteró que ha llegado el momento de "negociar" con el Gobierno de Madrid y buscar una solución al conflicto.

El expresidente catalán lleva tres meses huido de la Justicia española y está procesado en el Tribunal Supremo por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

Lo más visto