También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Momentos de tensión entre Mossos y manifestantes ante la Delegación de Gobierno de Barcelona

PROTESTAS EN BARCELONA
Miembros de los Mossos dEsquadra impiden el paso de manifestantes en las inmediaciones de la Delegación del Gobierno en Barcelona | Enric Fontcuberta | EFE
  • Agencias

Los Mossos d'Esquadra han usado sus porras para mantener el perímetro de seguridad en los alrededores de la Delegación del Gobierno en Barcelona, donde centenares de manifestantes independentistas tratan de rebasar el cordón policial, con tensión y empujones, en protesta por el encarcelamiento de líderes del procés.

Centenares de personas han respondido hoy al llamamiento de las entidades soberanistas para concentrase en plaza de Cataluña y en los Jardinets de Gracia -en este caso los Comités de Defensa de la República (CDR)-, en protesta por la decisión del Supremo de enviar a prisión al candidato a la presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, los exconsellers Josep Rull, Dolors Bassa y Raül Romeva y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Desde plaza Cataluña y los Jardinets de Gracia, centenares de los participantes en las concentraciones se han dirigido hacia la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña -en la calle Mallorca esquina Bruc- donde los Mossos han establecido en las calles adyacentes un perímetro de seguridad para blindar el edificio.

Según ha podido comprobar Efe, algunos grupos de independentistas han intentado rebasar la línea policial, como por ejemplo en la confluencia de las calles Mallorca y Bruc, por lo que algunos agentes de la policía autonómica han utilizado sus porras para mantener el perímetro de seguridad, que en ocasiones ha sido superado puntualmente.

La CUP ha manifestado este viernes su "frontal rechazo" por el encarcelamiento de los dirigentes soberanistas procesados por el Tribunal Supremo y ha llamado a la movilización contra lo que consideran una "represión judicial".

En un comunicado, la CUP ha expresado su solidaridad con las personas encarceladas, sus familias y sus partidos, ERC y el PDeCAT, después de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena haya enviado a prisión al candidato a la presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y a los exconsellers Josep Rull, Raül Romeva y Dolors Bassa.

"Con esta decisión, el aparato del Estado cruza una vez más la línea roja del respeto a las bases más elementales del Estado de Derecho y de las garantías democráticas", ha subrayado el partido anticapitalista.

La CUP considera que "quieren ganar en los juzgados lo que pierden en las elecciones" y ha hecho un llamamiento "a la movilización y a apoyar aquellas acciones de denuncia de la represión judicial", pues cree que no se debe normalizar "esta situación de excepción contra la democracia y los derechos de todas las personas".

"Una vez más España vuelve a mostrarse como un Estado autoritario y actúa desde el espíritu de venganza y odio hacia personas que representan una sociedad movilizada en favor de los derechos nacionales", ha señalado la CUP, que califica esta actitud de "demofobia".

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado