También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Sesión de control

Ciudadanos deja de apoyar al Gobierno en Cataluña

Su líder, Albert Rivera cree que Mariano Rajoy no actúa con suficiente firmeza para frenar el proceso independentista

 
  • Agencia EFE

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se han desafiado este miércoles a cuenta de la aplicación del 155 en Cataluña hasta el punto de que el presidente de Cs le ha advertido de que solo le apoyarán si "vigila" a los separatistas y recurre el voto delegado de dos de los "prófugos".

Rajoy ha llegado a acusar al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, de "aprovechategui" y le ha pedido que se comporte en el tema de Cataluña "con la misma lealtad" que el PSOE, le ha dicho a su vez que escenificar "un supuesto desacuerdo" entre ambos, como cree que pretende hacer el líder naranja, no le hace ganar un voto sino que le puede hacer perder apoyos.

Un encontronazo que ha tenido lugar durante la sesión de control, en la que Rivera ha empezado por pedirle explicaciones por no recurrir al Tribunal Constitucional el voto delegado ejercido por Antoni Comín y Carles Puigdemont y ha continuado por recordarle que la Fiscalía del Tribunal de Cuentas ha confirmado que se destinó dinero público a la consulta del 9-N.

Durante la réplica, el presidente del Gobierno ha insistido en que el Ejecutivo ha presentado 25 recursos ante el Constitucional relacionados con el "procés" y no tendría ningún problema en presentar el número 26 para recurrir el voto delegado de Comí y Puigdemont, ha explicado, si no fuera porque los servicios jurídicos del Estado lo han desestimado.

Éstos, ha argumentado, consideran que el Gobierno de España no puede plantearlo por falta de legitimidad y porque hay precedentes en el Constitucional que aconsejan que no se haga.

Quienes sí han recurrido al amparo del alto tribunal, ha señalado Rajoy, han sido los diputados del PP del Parlament -al igual que hicieron los de Cs-, ha añadido Rajoy, que también ha mencionado la reunión que tendrá hoy el Consejo de Ministros para recurrir la ley de Presidencia de la Generalitat que permitiría la investidura a distancia del expresident.

"Yo no puedo actuar de manera caprichosa, porque se me ocurre, sino que tengo que atender a lo que me dicen mis servicios", ha recalcado Rajoy.

Hasta dos veces ha amenazado Rivera al presidente del Gobierno con retirarle el apoyo de Ciudadanos para "aplicar la Constitución" en Cataluña si no controla "de cerca" a los independentistas.

Según Rivera, "no tienen ningún sentido" que "dos huidos de la Justicia" tengan un privilegio que no tiene ningún diputado del Congreso.

En tono parecido, ha criticado que los separatistas hayan podido utilizar dinero para financiar la consulta separatista de 2014, algo que ha tachado de "tomadura de pelo".

"Le pido que vigilen el dinero, usted no puede mirar hacia otro lado mientras nos dan un golpe", ha reprochado el presidente de la formación naranja.

Finalmente el presidente de Ciudadanos ha dado por roto el acuerdo que tenía con el Gobierno sobre el apoyo de su partido a la aplicación del 155 en Cataluña al no aplicarse la Constitución como entiende que debería hacerse.

"Hasta aquí hemos llegado con esta displicencia", ha advertido  Rivera en los pasillos del Congreso después del  tenso debate  aunque esta decisión realmente no tiene ningún efecto sobre los acuerdos que ya tienen

Por otro lado Rajoy, ha recordado  al PSOE que tiene dos expresidentes de Andalucía sentados en el banquillo por el caso de los ERE ante los reproches de la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, a su "dedo que hace y deshace" y al pacto PP-Cs en la Comunidad de Madrid.

Un pacto con el que, según ha comentado Robles, Ciudadanos aplica "unas cremas blanqueadoras a la corrupción" en Madrid.

La dirigente socialista ha acusado a Rajoy de no importarle nada el "enorme deterioro institucional" existente en Madrid tras veinte años de gobiernos del PP y después de lo sucedido con Cristina Cifuentes.

Ha sido entonces cuando Rajoy ha contraatacado con el caso de los ERE en Andalucía, donde ha dicho que el PSOE lleva gobernando cuarenta años y tiene dos expresidentes (Manuel Chaves y José Antonio Griñán) sentados en el banquillo.

El jefe del Ejecutivo, que ha reprobado que Robles le pregunte por asuntos de instituciones autonómicas en vez de por cuestiones relativas a su Gobierno, ha explicado que lo sucedido en Madrid es que Cifuentes dimitió por cuestiones que nada tienen que ver con su gestión.

Aunque ha admitido que ha habido "acontecimientos" que a nadie le han gustado, ha recordado que ya se han iniciado los trámites para la investidura de un nuevo presidente y ha confiado en que pronto se complete ese trámite.

Pero ha aprovechado para destacar que Madrid es la comunidad en la que más ha crecido el empleo y el bienestar en los últimos años y ha recordado que, en concreto, en abril consiguió una cifra récord de afiliados a la Seguridad Social.

Margarita Robles ha recordado a su vez diversos casos de corrupción en Madrid en los que está implicado el PP y ha subrayado que lo único que le importa a Rajoy es mantenerse en el poder.

En ese contexto, ha señalado que el día en el que apareció el vídeo "con unas cremas", en relación al que motivó la dimisión de Cifuentes, fue cuando se preocupó por este asunto ya que le podía estropear el debate de totalidad de presupuestos que se celebraba en esa jornada.

La portavoz socialista, tras esa referencia a los presupuestos, ha afeado al presidente del Gobierno que pactara con el PNV una subida de las pensiones que hasta entonces aseguraba que era imposible.

"Utilizó los pensionistas como una mercadería para continuar más en el Gobierno. A usted no le importa la Universidad pública de Madrid, no le importan unas cremas", ha añadido.

Pero no sólo ha criticado a Rajoy, sino que ha dirigido también sus reproches a Ciudadanos al lamentar que su líder, Albert Rivera, tenga la "osadía" de querer dar lecciones al PSOE cuando lo que hace con su apoyo en Madrid es aplicar "unas cremas blanqueadoras de la corrupción".

Ante las alusiones de Robles a la subida de pensiones que recogen los presupuestos, Rajoy la ha defendido y ha recordado que es bastante más de lo que proponía el PSOE.

Tras considerar que los socialistas deberían haberse sumado a ese pacto y haber apoyado los presupuestos, les ha vaticinado que van a ser "absolutamente irrelevantes".