También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Cuatro partidos tienen los rojillos como locales

El Sadar y la necedidad, dos claves

Osasuna quiere huir de otros resultados para centrarse en sus partidos. Las cuentas parecen claras, restan seis choques y ganar tres daría la permanencia de manera casi definitiva. La siguiente cuenta que se hace en el Sadar es clara, quedan cuatro partidos como locales y ese factor ha de ser clave para lograr la permanencia un año más. Hay otro factor que no se olvida, la necesidad navarra puede contrastar con la falta de objetivos de rivales como Betis, Espanyol, Valencia e, incluso, podría que el Celta.

Está demostrado que echar cuentas con otros equipos no le sale rentable esta temporada a Osasuna, por lo que los rojillos sólo miran a sus partidos para soñar con la Primera División una temporada más. Dos factores son claros: jugar en casa cuatro choques y contra rivales sin necesidad en algunos casos. Ser local no es seguro de éxito ni mucho menos este año, con derrotas inesperadas contra rivales como Almería, Granada, Málaga o Levante, pero la llamada a la afición hace que Osasuna se crezca en estas situaciones. El otro factor a tener en cuenta es la falta de objetivos de rivales. Valencia y Betis visitan el Sadar con poco en juego. Los de Pizzi ya ni sueñan con Europa, mientras que el equipo sevillano vendrá a Pamplona en la última jornada parece que sentenciado. Otro choque pinta similar, la última salida rojilla será a Cornellá, ante un Espanyol fuera de peligro y sin aspiraciones europeas. Y aún resta el Celta, que puede venir a Pamplona con la permanencia lograda, pero eso ya es el cuento de la lechera. Muchas cuentas e interrogantes que se van a cerrar poco a poco.

Lo más visto