También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
No depende de sí mismo

El momento más duro de Osasuna

Osasuna ha llegado al momento más delicado de la temporada en su peor momento de forma. Los rojillos han mostrado su cara más frágil en el Sadar ante rivales directos como Málaga, Valladolid y Celta, por lo que se ha visto metido en problemas muy graves y, sobre todo, sin poder depender de sí mismos. Su rendimiento debe mejorar mucho y tiene que esperar resultados ajenos.

De 

Osasuna no gana en el Sadar desde que venció de manera brillante al Atlético de Madrid, cuando parecía que la temporada estaba solventada y la permanencia conseguida. Sin embargo, lejos de ser así, el rendimiento de los navarros en las últimas jornadas ha propiciado que los rivales directos hayan ido sumando y que las amplias diferencias que había se hayan esfumado. La poca profundidad de plantilla, la escasa capacidad goleadora, la relajación del equipo, la incapacidad de Gracia para motivar al equipo en ciertos choques... Muchas razones que se ponen encima de la mesa para intentar explicar la caida en picado de los navarros, estancados en los 35 puntos e incapaces de dar un paso adelante hacia la permanencia.